«Un jefe en pañales 2»: Una reflexión sobre la familia

Por Martín López González

¿Qué es lo que define a una familia? Existen diversas respuestas a esta interrogante. Algunos dirán que la alineación que la conforma; que suele ser liderada por un padre, seguido de una madre y culminando con un par de hijos. Otros cuantos dirán que lejos de los integrantes que conformen la alineación familiar, lo que realmente define a esta, es el constante sentimiento de apoyo y amor que crean un núcleo principal. Aunque algunos despistados afirman que lo único que define esto son los lazos sanguíneos.

 

Tratar de encontrar una respuesta absoluta a esta pregunta es complicado, pero abordar algo como esto en la línea argumental de una cinta lo es aún más. Y es que esta es una de las ideas principales sobre la que se edifica la historia de Un Jefe En Pañales 2, secuela de la cinta estrenada en el año 2017 cortesía de DreamWorks, que en esta ocasión nos narra la historia de Tim, quien años después de lo sucedido en la entrega anterior, se ha convertido en un adulto.

 

Con una esposa y un par de hijas, Tim se ha tenido que enfrentar a lo duro de la vida, dejando atrás aquellos años maravillosos que significaron su infancia. Pero dejar atrás esta importante época también marcó la fragmentación en la relación con su hermano Ted, quien dirigió su vida hacia los negocios, enfocándose en hacer dinero y moviendo a un segundo plano su vida social.

 

Todo esto cambiará cuando la hija de Tim, Tina, es contactada por Bebé corp, una institución conformada como su nombre bien lo indica, por puros bebés, quienes en esta ocasión deberán salvar al mundo de

una serie de escuelas que buscan eliminar del camino a los padres para de esta manera permitir que los niños dominen al mundo. Así es como Tina involucra a su padre y a su tío en una misión ultra secreta que busca salvar al mundo, así como su hermandad.

 

Con esta premisa el director Tom McGrath nos entrega una cinta cautivadora que es capaz de tocar fibras sensibles en los espectadores que busquen en esa cinta una vena de escape que les permita pasar un rato agradable. Porque a pesar de que el filme toca temas que resultan conmovedores, no deja de ser una cinta cuyo enfoque principal es el público infantil.

 

Pero este papel de espía doble que juega la cinta, permite que aún cuando los pequeños de la casa pueden pasar horas soltando carcajadas, los padres o acompañantes de estos tienen algo con lo que conectar dentro del largometraje que invitan a la pronta reflexión.

 

Con temas como la ruptura familiar, Un Jefe En Pañales 2 desencadena una serie de sentimientos encontrados por medio de sus personajes, los cuales permiten que el público tenga una representación gráfica dentro de la cinta según su rol en la familia: padres, hijos y hermanos. Cada uno de estos roles tiene un conflicto propio que debe resolver, tratando de reforzar lazos familiares que a bote pronto parecen no ser tan frágiles.

 

Lo que resulta interesante es que todo esto se trata de manera íntima, dando la vuelta a aquellas situaciones que parecieran estar puestas para alcanzar la nota más alta, y dejando de lado aquella idea de lucir como una familia perfecta ante el resto, lo que permite entregar un mensaje directo y sin pretensiones que resulta contundente, funcionando dentro del universo propio de la película, que nos orilla a preguntarnos ¿por qué nuestra vida familiar no resulta igual de perfecta que en las películas?

 

Otra de las grandes proezas del filme son las libertades que se toman con la animación, que resultan arriesgadas y hasta cierto punto psicodélicas, mismas que rompen las barreras establecidas por el uso predeterminado de su animación. Esto nos entrega una propuesta arriesgada en varios sentidos, que pasa por la historia, los diálogos, la selección musical y la animación, como si se tratara de un adulto atrapado en el cuerpo de un bebé.

 

En resumen, Un Jefe En Pañales 2 es una película interesante que sin dejar de ser una cinta infantil, propone algo, dejando un mensaje distinto en toda aquella persona que se cruce con este filme en su camino.

También te podría gustar...