Cuidado con el perro, en el Teatro El Galeón, Abraham Oceransky – Del 5 de Agosto al 12 de Septiembre

**Esta obra cuenta con texto de Eva Redondo Llorente, dirección de Mahalat Sánchez, y actuaciones de Ana Lucía Ramírez, Teté Espinoza, Estefanía Norato, José Cremayer y Miguel Corral

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura a través de la Coordinación Nacional de Teatro presentan la puesta en escena Cuidado con el perro, una obra de Eva Redondo Llorente bajo la dirección de Mahalat Sánchez, que ofrecerá temporada del 5 de agosto al 12 de septiembre del 2021, en el Teatro El Galeón, Abraham Oceransky, los jueves y viernes a las 20 h, sábados a las 19 h, y domingos a las 18 h.

Esta puesta en escena cuenta con las actuaciones de Ana Lucía Ramírez, Teté Espinoza, Estefanía Norato, José Cremayer y Miguel Corral.

Cuatro historias en cuatro latitudes

En la obra, la dramaturga Eva Redondo nos presenta cuatro historias en la que nos confronta con aquella parte de nosotros mismos, que podría convertirnos en depredadores o en cómplices de mecanismos de agresión.

En escena podremos atestiguar desde el turismo sexual infantil en Tailandia, hasta el “inocente toqueteo” en una despedida de solteros en una casa en Valle de Bravo, la “mala suerte” de que la foto de una adolescente desnuda circule por la red, y la necesidad de una madre de evitar a toda costa dar a luz a una niña en la India, pues hay lugares donde ser niña es sinónimo de maldición.

Una problemática silenciada

De acuerdo con la dramaturga, Cuidado con el perro, es un texto que, “denuncia la violencia ejercida sobre la mujer en distintos lugares del mundo y que pretende visibilizar una problemática silenciada y de la que no nos sentimos responsables. Se nos presenta como una obra que, si bien denuncia las violencias tangibles, también aquellas que están ocultas. La crudeza de las historias contrasta con la belleza del lenguaje, que es rico en imágenes y sensaciones.”

Sobre la importancia de este tipo de textos en la actualidad subraya: “Esta es una obra pertinente, necesaria en estos tiempos convulsos donde la barbarie sigue haciéndose presente, y qué mejor que el teatro para confrontarnos. Sin embargo, en esta pieza, bajo ninguna circunstancia, intentamos establecer juicios de valor, pues será el público y solo él, quien tome sus propias conclusiones y si quiere podrá olvidarse de este asunto, ¿podemos olvidarnos de este asunto?”

De la misma forma, añade: “Escribo esta obra pensando en la niña (en la madre), en la adolescente (en su padre), en la joven (en sus amigos). La escribo con vergüenza, con tristeza. Soy la chiquilla y el perro que la observa entre la maleza, la inocencia y la amenaza, el dedo que señala y la mano que esconde. Soy lo que hay escrito en este texto.”

Propuesta Escénica.

En el escenario, cinco actores-narradores nos guiarán por historias y geografías dónde el espectador no podrá dejar imaginar, de construir, de completar, aquellos fragmentos que no son visibles a la luz sus ojos. El espacio escénico está diseñado para envolver a sus habitantes con colores y texturas que nos recuerdan ciertos pasajes enterrados en la memoria.

La naturaleza femenina se presenta en un espacio circular como la luna, los ciclos, la tierra, el tiempo, y el girar de la vida. Aquí las cosas no están dichas del todo, lo oculto se hace presente como un mal sueño del que todos pretenden escapar y la puesta en escena enmarca este espacio en el que los personajes transitan y se confrontan con su realidad, que es la de tadas y todos.

Los actores miran al público y lo vuelven parte, pues mediante estas narraciones, y presencias escénicas con una actoralidad poderosa, queda determinada una gran convicción: Es urgente hablar de esto.

Redes sociales de la obra

https://twitter.com/cuidadoperromx
https://www.instagram.com/cuidadoperromx/
https://www.facebook.com/cuidadoperromx/

En entrevista exclusiva el actor  José Cremayer Muñóz comentó:

También te podría gustar...