Contacto impide tener un buen resultado a José Luis Ramírez

El pasado fin de semana se llevó a cabo la séptima de NASCAR Peak México en el Autódromo de Monterrey, recinto en el que el piloto del auto #08 de Quick Lane®, José Luis Ramírez, vio afectada su participación debido a un contacto en el primer cuarto de la competencia, mismo que provocó fuertes daños en la suspensión trasera, impidiendo su reincorporación al trazado de 2.9 km.

José Luis inició actividades el sábado con tres rondas de prácticas y la sesión de calificación. Durante la práctica especial y la primera oficial, el piloto de Quick Lane, logró extraordinarios tiempos que lo posicionaron dentro del Top 10.

Para la segunda ronda de prácticas, el balance no rindió los frutos esperados en el trazado regiomontano, por lo que el equipo de mecánicos trabajó con el respaldo de Motorcraft y Omnicraft para enfrentar la calificación y tener un auto en óptimas condiciones.

Durante la calificación, el piloto capitalino, mostró su velocidad durante los tres giros establecidos en procedimiento de carrera, logrando un tiempo de 1:05.902”, que lo ubicó a un paso del Top 10, arrancando así en el décimo primer sitio.

Sin embargo, ya durante la carrera, la suerte no estuvo del lado de Ramírez, pues a tan sólo 18 vueltas de competencia, sufrió un doble contacto en las primeras curvas del trazado, que lo dejaron sin posibilidad alguna de demostrar su rapidez y calidad al volante.

“Teníamos un gran auto para pelear por un peldaño del podio, el auto de Quick Lane tenía un buen ritmo, sin duda el objetivo era demostrar que lo único que se compara con la velocidad que vivimos en Nascar, es la rapidez y confianza del servicio de Quick Lane. Es una pena que en la re arrancada después de la bandera amarilla obligatoria nos hayan pegado y sobre todo que los daños hayan sido tan fuertes, pero vamos a dar vuelta a la página y concentrarnos en el siguiente compromiso”, Comentó José Luis

Ramírez también aprovechó su estancia en Monterrey para hacerle la invitación a todos los seguidores del deporte motor, para visitar a partir de este viernes 1 de octubre, el nuevo centro de servicio Quick Lane, que se ubicará en Avenida Múnich 00100, Cuauhtémoc, San Nicolás de los Garza, Nuevo León.

Quick Lane es el nuevo centro de servicio automotriz que cuenta con 14 servicios para la reparación y mantenimiento de cualquier vehículo, ofrece cambio de aceite, de filtros, servicio de frenos, entre otros. Así que invito a todo el público a que los visite y viva esta gran experiencia en el servicio. Finalizó José Luis

El siguiente compromiso para el auto #08 y demás competidores de NASCAR Peak México, será el próximo 9 y 10 de octubre, fecha en la que visitaran por segunda ocasión en el año al Óvalo de Aguascalientes, ahora representando los colores de Motorcraft