¿Tu auto está listo para la carretera?… Esto es lo que no debes olvidar

Para muchos conductores salir a carretera es una actividad gratificante, ya sea por el placer de manejar, la compañía de la familia y amigos o el destino, no importa si se trata de vacaciones o de un viaje de trabajo.

Sin embargo, revisar el automóvil antes de salir nunca está de más y nos garantiza que tanto el conductor, como todo los pasajeros viajen cómodos. Es importante que previo a salir a carretera, los conductores revisen ciertos aspectos y cuenten con los elementos y accesorios necesarios para disfrutar del camino.

De acuerdo con Kavak, la plataforma de compra-venta de autos seminuevos esto es lo que no debes olvidar para que tu auto esté listo para la carretera:

Motor. Si no sabes mucho de automóviles, visita al mecánico de tu confianza y platícale de tus planes de viaje. De inmediato, él revisará aspectos básicos pero muy importantes, como la correcta cantidad y calidad del aceite en el motor, los niveles de anticongelante, entre otros.

Batería. A veces pasa desapercibida, pero tener una batería en buenas condiciones es una manera de garantizar un buen viaje en carretera. La mayoría de las baterías para automóviles tienen una vida útil de tres años. Sin embargo, esto depende del uso que se le den, así como del mantenimiento que reciban. Pon mucho ojo y cerciórate de que no haya fugas de líquido y que los cables estén en perfectas condiciones.

Llantas. El nivel de presión con el que se deben inflar los neumáticos depende del modelo y de las características de cada automóvil, específicamente del tamaño de los rines. Es importante que, si visitas a tu mecánico, le preguntes cuál es el nivel óptimo de aire y pide que ajuste todas las llantas.

Lo ideal es buscar el manual del automóvil, donde encontrarás una tabla que muestra los valores de presión ideal dependiendo del tamaño del rin, el número de pasajeros y el peso extra dentro de un auto como maletas. Algunas veces, esta tabla viene impresa en la tapa del depósito de gasolina.

Frenos. Kavak aconseja revisar los frenos con una periodicidad de dos meses, en general, pero también cuando estás a punto de salir de viaje. Aquí debes poner atención en el líquido de frenos para asegurarse que no esté abajo del nivel recomendado y que no existan fugas.

Amortiguadores. Los amortiguadores tienen una vida útil cercana a los cinco años y, tras rebasar los 60 mil kilómetros de viaje, es recomendable sustituirlos por unos nuevos. Además, si notas que el volante vibra y que el automóvil hace un ruido inusual cuando pasa por pequeños baches, entonces es mejor que los cambies. Tenerlos en buen estado te proporcionará el confort que buscas en el viaje.

Faros. También es importante que revises el estado de los faros, sobre todo si vas a viajar de noche o con la presencia de lluvias. Asegúrate de que estén limpios y de que funcionen correctamente, tanto las altas como las bajas, incluyendo las intermitentes.

También te podría gustar...