Sin pretextos, inicia tu vida fit con ayuda de un coach

Tener una vida saludable, más en estos tiempos de pandemia, es una preocupación constante entre la población; sin embargo, más allá de encontrar un gimnasio, inscribirnos e iniciar con una rutina, hay una serie de factores que nos detienen, entre ellos la pena de no tener la condición adecuada para rendir en una clase.

Ezequiel “Cheke” Velazquez es coach desde hace 13 años, por lo que asegura que tomar la decisión de iniciar una vida fitness implica pasar la barrera de diversos tapujos, como la incomodidad de no tener práctica, no sentirse lo suficientemente joven para ir al gimnasio, tener sobrepeso y más.

“Lo primero para cambiar nuestra forma de vida es decir ‘yo quiero’, y a partir de ese momento encontrar el lugar adecuado para hacer no sólo un cambio físico, sino encontrar una nueva actitud y un hábito de vida en muchos sentidos”, dice el entrenador de Soulcore, Fitness, un formato de ejercicio con el que se queman hasta 600 calorías en menos de una hora, con un coach asignado a la clase, sin brincos ni saltos y en un método probado desde 2003, que da resultados en 12 sesiones.

Para quienes no han tenido ningún tipo de rutina de ejercicio en su vida, quienes lo abandonaron por alguna lesión, lo dejaron en pausa por embarazo, o aquellos que opinan que por la edad o su condición física actual no podrán acceder, el coach tiene un mensaje positivo.

En Soulcore Fitness más que un entrenamiento ofrecen un estilo de vida, el cual sólo se da por entrenadores certificados y en espacios acreditados, de los cuales sólo hay 300 en el mundo y en Latinoamérica sólo se tienen 5, todos en México. Jennifer Aniston o Michelle Obama son algunas que lo han adoptado, toda vez que el su fundador Sebastien Lagree, de origen francés, se instaló en Los Angeles, California, donde creó unas camas especiales llamadas Megaformer y Microformer, para hacer la rutina de ejercicio.

“La diferencia respecto a otros métodos, porque incluso hay quienes lo confunden con Pilates, es que aquí los ejercicios son cuidados y todo se hace se manera muy lenta. Nosotros activamos los músculos correctos y al hacer movimientos pausados hacemos que el cardio se eleve, pero que las articulaciones y los músculos estén cuidados en todo momento, por lo que las personas que lo hacen no se sienten retados a un resultado, sino que van de la mano del coach a logros prácticamente personales”, explica Cheke.

Además de activar los músculos, los coaches son guías de todo un proceso con el que las personas reconocen su capacidad de ejercitarse. “Es un método bondadoso, más que coaches somos formadores y no queremos sólo dar resultados en el cuerpo, ya que el 80% de la clase es mental e implica coordinación neuromuscular, esto eleva las endorfinas, mejora el autoestima, cambia la actitud, disminuye los niveles de estrés y mejora la actividad cardiopulmonar en el sistema”, especifica.

Debido a que los movimientos se dan con pausa, las personas pueden trabajar fuerza, resistencia o elasticidad, pero también se inicia el aprendizaje del equilibrio, de las posturas al acostarse, sentarse o estar de pie, por lo que se generan cambios de hábitos que sirven fuera de la clase y para el resto de la vida.

Debido a que es un método de alta intensidad, permite que el metabolismo se acelere por 48 horas continuas, así que quienes inician en una vida fit sólo tienen que acudir a un par de sesiones, de máximo 50 minutos cada una, a la semana.

“Tomar la decisión de iniciar un cambio en la actividad física es importante, pero hacerlo de la mano de un coach les permitirá estar seguros de los resultados, dar efectividad a cada movimiento y revisar las necesidades especiales de cada persona. Todo aquel que llega a Soulcore Fitness; por ejemplo, debe acudir a una entrevista y desde ahí sabemos en qué condiciones están, qué esperan de su cambio y cómo podemos trabajar en conjunto”, especifica el coach.

Como parte de las modificaciones para atender de manera segura en sus instalaciones, las 5 sucursales de Soulcore Fitness en México ofrecen clases individuales o grupales con máximo una docena de alumnos, quienes debido a que trabajan en las camas especiales Lagree, guardan la sana distancia adecuada y sólo permanecen en el aparato que se les asigna, mismo que se sanitiza para cada clase.

El coach Cheke asegura que éste es un excelente momento para iniciar una vida saludable, ya que tras la pandemia, entre un 70 y 80% de las personas que no ponían atención en ello, se adentraron en la búsqueda de una alimentación sana o de un sistema que les permita sentirse sanos y en movimiento.

También te podría gustar...