Respirando con valor, la asociación que lucha contra el cáncer de pulmón

Imagina despertar cada mañana con una pesadez en los hombros, acompañado de un fuerte dolor de cabeza y de rodillas, mientras poco a poco tu respiración va disminuyendo con el pasar de los días; todo esto mientras dentro de tu mente cuestionas tus días y comienzas a ver que tu vida está llegando al final debido a un severo problema en los pulmones llamado: Cáncer de pulmón.

El cáncer del pulmón es una enfermedad que ataca directamente las células de los pulmones, provocando un crecimiento anómalo de las mismas, que con el pasar del tiempo va dañando los tejidos y el canal respiratorio.

En algunas ocasiones, el cáncer de pulmón puede resultar asintomático, es decir, las personas no experimentan molestias, sin embargo, hay pacientes que pueden presentar algunos síntomas como tos crónica o con sangre, dificultad respiratoria, dolor en el pecho, ronquera, pérdida de apetito o bajar repentinamente de peso.

Así como para otros tipos de cáncer, existen asociaciones que trabajan para combatir y crear conciencia acerca de esta enfermedad. En México, Respirando Con Valor, es una asociación sin fines de lucro, encargada de dar apoyo a los pacientes con cáncer de pulmón a nivel nacional mediante un diagnóstico oportuno y acceso a mejor terapia, para así reducir la incidencia de esta enfermedad en el país.

A pesar de todo, Respirando Con Valor, trabaja para que el cáncer de pulmón sea tratado como un problema de salud pública que requiere atención prioritaria en la agenda pública, exhortando la atención integral para que los pacientes que viven con esta enfermedad tengan acceso a una atención de calidad que les brinde una vida digna.

Cada 17 de noviembre  se celebra el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Pulmón, pero más que una celebración, la finalidad es crear conciencia en la sociedad para evitar que la cantidad de casos siga en aumento, es importante que las personas tengan conciencia de que la prevención va a depender de manera directa de la propia persona, evitando exponerse a los factores de riesgo que puedan afectar su salud como son la ingesta de sustancias nocivas, además tener una mejor calidad de vida, donde prevalezca una alimentación sana, realizar algún tipo de actividad física y bajar los niveles de estrés.

También te podría gustar...