La cocina es una aliada para la salud de los mexicanos

La presencia del COVID-19 en el mundo, ha obligado a gobiernos, empresas y personas a asumir diversas medidas sanitarias y de aislamiento consideradas necesarias para enfrentar una realidad que ha afectado a todos los niveles sociales y productivos, siendo la alimentación un punto que no queda ajeno a la problemática.

“Una preocupación constante de los últimos años en los hogares mexicanos con la llegada de enfermedades como el COVID-19 y sus diferentes variantes, es encontrar mecanismos adecuados para la integración de una vida saludable de quienes conforman el núcleo más importante de la sociedad: la familia”, así lo destacó en entrevista Gonzalo Iturbe, directivo de Lyncott.

¿Cómo ha cambiado la dieta de los mexicanos con la presencia del COVID-19?

Especialistas en Nutrición coinciden en que se han observado cambios relevantes en la dieta de los mexicanos durante la pandemia, como el aumento del consumo de alimentos ultra procesados entre los que destacan botanas, pastelitos, galletas y embutidos. Además de una disminución en el consumo de alimentos frescos como verduras, frutas y leguminosas (frijoles, lentejas, entre otros). “A estos patrones de alimentación se suma la disminución de la actividad física, lo que trae como consecuencia una ganancia de peso corporal y el aumento de la prevalencia de la obesidad.” Indicó Marisol Olarra, Nutrióloga y Educadora en Diabetes para BD Ultra-Fine.

En México según datos de la última encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 75.2% de la población adulta sufre de sobrepeso y obesidad, poniendo a la luz esta otra epidemia. De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es el país de América Latina que tiene la mayor tasa de sobrepeso y obesidad en su población.

¿Existen alimentos que apoyen al organismo a incrementar sus defensas frente a la creciente ola de contagios y variantes?

Si bien “En ningún caso la alimentación, por sí misma, evita o cura la infección por coronavirus, o por cualquier otro virus” como lo indica la Academia Española de Nutrición y Dietética, los especialistas de diversos países incluido México, coinciden en que existen alimentos que por sus propiedades pueden ayudar a fortalecer el organismo de quienes los consumen aportando nutrientes que servirán como escudo para abatir algunos de los malestares provocados por el COVID-19 y otras enfermedades.

En el mercado mexicano se cuenta con productos con la presencia de nutrientes como vitamina A, vitamina B12, vitamina B6, vitamina C, vitamina D, zinc, cobre, folatos, hierro y selenio, que contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario. “Pero es un error incentivar su consumo asociándolo a que con el incremento de su ingesta exista un menor riesgo frente a la enfermedad”, indicó el directivo de Lyncott.

“…el consumo de lácteos y sus derivados -como el queso cottage que es alto en proteina y bajo en contenido de grasa- es recomendado por nutriólogos y especialistas en salud, principalmente aquellos lácteos bajos en grasas,(1) es muy importante destacar que actualmente no existe nutriente o compuesto alguno que pueda ayudar a prevenir la infección del virus o a combatirlo en personas con sintomatología leve, pero mantener una alimentación saludable permite estar preparado para afrontar con mayores probabilidades de éxito cualquier afección en el organismo” puntualizó Iturbe.

 

Por su parte Marisol Olarra, comentó que una sana alimentación sin duda ayudará a pacientes que presenten síntomas y a quienes no los tengan, pero insistió en ver el proceso de la alimentación como parte de un sistema en el que también se deben considerar el ejercicio y la convivencia familiar, respetando los protocolos de sana distancia, para atender integralmente otras áreas igual de importantes que la alimentación, como lo son el área física y la emocional para la integración de una vida saludable.

 

¿Cuáles son sus recomendaciones para mantener una dieta sana en estos tiempos de pandemia?

 

  • Incluir 3 porciones de verduras ricas en fibra al día y 2 porciones de fruta de temporada. Preferir las frescas y evitar enlatados o congelados.
  • Incluir pollo y atún o blancos en preparaciones como a la plancha, al vapor, empapelados o guisados con poca cantidad de aceite.
  • Productos altos en contenido proteico como el queso cottage o panela.
  • Como colación o botana se recomienda el consumo de verduras como pepinos, zanahorias, apios o semillas con chile y limón.
  • Preferir utilizar aceites vegetales para cocinar como cártamo, soya, canola, maíz y aguacate.
  • Mantener el consumo de agua simple a 8 vasos de 250 ml al día.
  • Evitar bebidas azucaradas como refrescos o jugos industrializados.
  • Vigilar el consumo de sal y preparar alimentos con especias o condimentos

 

Respecto a la dieta de personas con diabetes, “Las personas con diabetes deben mantener una alimentación variada enfocada principalmente a vigilar/disminuir el consumo de carbohidratos simples y grasas saturadas. El consumo de sodio (sal) juega un papel importante para la salud cardiovascular. El plan de alimentación debe ser supervisado por un nutriólogo especialista en diabetes ya que los horarios y tipos de alimentos recomendados varían de persona a persona y dependen del tratamiento (insulina y/o pastillas).” Recomendó Olarra.

 

La Academia Española de Nutrición y Dietética indicó que no existe un tratamiento nutricional específico frente al COVID-19 (2). En general las pautas alimenticias están dirigidas a paliar los síntomas generados por la fiebre y los problemas respiratorios, asegurando la adecuada hidratación.