La culpa busca la pena y el agravio la venganza, una obra muy peculiar, inquietante y poco común: Emma Dib

Llevar La culpa busca la pena y el agravio la venganza al escenario del Teatro Juan Ruíz de Alarcón en el Centro Cultural Universitario fue todo un desafío para la directora Emma Dib, quien además realizó la adaptación del texto atribuido al autor novohispano, ya que el montaje de esta obra, complicada por el lenguaje y la temática que aborda, lo realizó en tiempo récord para celebrar el 450 aniversario de nacimiento de Juan Ruiz de Alarcón.

Emma Dib compartió que en diciembre de 2021 el maestro Juan Meliá, director de Teatro UNAM, se comunicó con ella para proponerle la dirección de una obra de Juan Ruíz para celebrar al autor novohispano por quien fuera nombrado el principal espacio escénico dedicado a la disciplina teatral de Cultura UNAM en 1979: “me dijo que yo tenía toda la libertad para decidir qué obra y con qué elenco y equipo trabajar”, fue así que durante el último fin de semana del año le regresó la llamada para informarle que eligió La culpa busca la pena y el agravio la venganza.

“No quería trabajar con dos de las obras que más conozco y más emblemáticas de Juan Ruiz que son La verdad sospechosa y Las paredes oyen, quería trabajar una obra que no fuera tan conocida. Llevo mucho tiempo trabajando Siglo de Oro con mis alumnos y esta obra me la recomendó hace tiempo Angelina Peláez, entonces recordaba que era muy interesante, volví a leerla, me pareció una obra muy peculiar, inquietante y poco común, por eso la elegí. Era una obra que se antojaba muy atractiva para estudiar y desentrañar”.

Para la primera semana de enero de 2022 realizaron una primera lectura y un par de días después pusieron en marcha la producción, elaborada íntegra por Teatro UNAM, para que el estreno se efectuara el sábado 5 de marzo.

Una comedia del Siglo de Oro

Emma Dib explicó que no es una comedia fácil y que se le denomina así no porque sea divertida, sino porque responde a lo que Lope de Vega en su escrito El arte nuevo de hacer comedias estableció para la dramaturgia de ese tiempo. En particular, La culpa busca la pena y el agravio la venganza “es compleja porque empieza como una comedia de enredos amorosos, pero termina con tintes de fatalidad, con tintes trágicos, hay un trastocamiento de la convención de las comedias de enredo amoroso de la época, no es una comedia común”.

La directora detalló que la obra aborda distintas temáticas en torno a las diferentes condiciones amorosas: el amor filial, el amor de pareja, el de amigos, el de hermanos, el de padres; incluso conlleva el concepto de honor que era muy importante en aquella época, el papel de los hijos en relación con los padres, el papel del deber contra lo que quiero hacer y los roles establecidos, entre ellos el de la mujer.

“Entonces todo esto combinado implicaba por una parte un territorio muy atractivo para investigar junto con todo el equipo, por otro lado, un desafío para los todos los sectores que conforman la puesta en escena, la dirección, la actuación, el vestuario, la música, la musicalización, el maquillaje, la escenografía, era muy desafiante. Esto solamente podría atenderse con el equipo como el que se conformó, son gente muy profesional, espléndidos creativos todos y espléndidas creadoras”, equipo al que decidió nombrar compañía Los Semejantes.

Matías Gorlero en la escenografía e iluminación, Estela Fagoaga en el diseño de vestuario, Omar Guzmán en la música original y producción musical, Miguel Ángel Barrera en el combate escénico, Maricela Estrada en el diseño de peinados y maquillaje, Blanca Loaria es la coordinadora de maquillaje. La realización de vestuario es de Trama & Drama, el asistente de escenografía Alberto Reyna, el de dirección es Miguel Romero y el productor residente de Teatro UNAM, Joaquín Herrera.

El español “antiguo”

En cuanto al lenguaje que se utiliza en la obra, en la cual hay entremeses en prosa, pero como es característica de las obras del Siglo de Oro, la comedia está en verso; sin embargo, Emma Dib reconoció que la gente no está acostumbrada a este tipo de lenguaje, por lo cual se debe trabajar para hacerlo propio y se vuelva accesible al público. Así se logró gracias al trabajo que realizó el elenco integrado por Teresa Rábago, Muriel Ricard, Daniela Rodríguez, Gabriela Betancourt, David Calderón, Adrián Aguirre, Jorge Ávalos, Miguel Ángel Barrera y Miguel Flores.

“En realidad está en nuestro idioma, un español muy antiguo, pero es nuestro idioma. El Siglo de Oro se monta poco, tenemos escasa inquietud en relación a estas obras que son fantásticas y reconozco que para el público puede ser ajeno porque no tenemos una cultura cotidiana que nos vincule con dicha época de nuestra historia y de nuestro teatro, lo cual lamento profundamente porque es un periodo interesantísimo”.

Respecto a la importancia de rescatar el teatro clásico, Ema Dib recordó a José Luis Ibáñez, un gran maestro y director de escena con el cual trabajó La vida es sueño y a quien dedica esta puesta en escena: “los clásicos son clásicos porque te siguen diciendo, te siguen hablando de tú a tú, en el aquí y el ahora. Hablan de la naturaleza humana, por eso son clásicos y por eso perduran”.

La directora admitió que no se le ha hecho justicia a Juan Ruiz de Alarcón y a Sor Juana, pese a que son pilares de los teatros universitarios. En el caso particular de Juan Ruiz, resaltó su humor sarcástico, el cual tiene que ver con su propia historia. “Sus comedias son duras, hay algo amargo en su historia, como amarga fue su experiencia de vida. Nos basamos también en estudios, sobre todo de Margarita Peña, maestra que ya falleció de la Facultad de Filosofía y Letras que era una especialista en Juan Ruiz, varias de las cosas que ella propone en sus estudios las estudiamos y las tradujimos para incorporarlas en la puesta en escena”.

Finalmente, Emma Dib exhortó a los estudiantes y al público en general a acudir al Teatro Juan Ruiz de Alarcón a ver La culpa busca la pena y el agravio la venganza, ya que se trata de un importante autor hispanomexicano en el teatro universal, “es importante acercarnos para conocerlo, estar dispuestos a abrirse y conocer un Juan Ruiz diferente que me dice cosas importantes, aquí y el ahora, descubrir cómo puedo dialogar con él a partir de esta obra que no es conocida con este equipo de creativos que es fantástico y regresar a la experiencia del teatro presencial”.

El martes 19 de abril, a las 19 horas, Emma Dib participará en el Aula del Espectador Virtual dedicada a La culpa busca la pena y el agravio la venganza, la cual será coordinada por la maestra en Historia del Arte, Rosa María Gómez. Se trata de un ejercicio organizado por Teatro UNAM, que se transmite gratuitamente por Facebook Live y YouTube, en el cual se proporcionan herramientas para que las y los espectadores extiendan el gozo del acontecimiento escénico y se multipliquen los saberes en torno al montaje, la producción y el desarrollo de las obras, mediante el trabajo de análisis e investigación de los especialistas que la coordinan.

La puesta en escena concluye temporada el 8 de mayo, tiene funciones los jueves, viernes y sábado, a las 19 horas; los domingos a las 18 horas y suspende funciones del 28 al 30 de abril; así como el 1 y 5 de mayo; mientras que el 4 de mayo tendrá una función especial a las 19 horas. Para más información consulta www.teatrounam.com.mx y redes sociales @TeatroUNAM.

También te podría gustar...