Raquel Solves es una maja que no se cansa de recorrer México para su programa de tv

“Nunca me rindo”, dice Raquel Solves. Y su trayectoria lo demuestra. Española de nacimiento, Raquel comenzó una carrera como bailarina, después de haber egresado de la escuela Broadway Dance Center, de Nueva York.

De ahí viajó a México para formarse en el Centro de Educación Artística de Televisa y, al mismo tiempo, comenzó a trabajar como conductora de programas de televisión.

Cuando la pandemia obligó al cierre de muchas de esas oportunidades de trabajo, Raquel Solves en efecto, no se rindió, sino que echó a andar un proyecto que la ha llevado a tener ahora su propio programa de televisión: “Una maja en México”, que transmite Multimedios.

“Tuvimos la suerte de que el programa gustara, por la espontaneidad de cómo ocurren las cosas y la forma divertida de presentarlas. Pero todo sucede con esfuerzo, paciencia y trabajo para mejorar”, cuenta.

Las primeras cápsulas de “Una maja en México” fueron hechas de manera casi artesanal, con el apoyo de amigo que también se había quedado sin empleo por la pandemia. Recorrer México y mostrarlo desde el punto de vista de una española que descubre la riqueza de su cultura resultó una visión innovadora y atractiva.

El proyecto creció primero en Internet y luego en televisión, a donde llega de la mano de la Canal 6 de Multimedios para su estreno este mes.

“El primer programa surge de la oportunidad que me da la televisora de crear algo mas grande, que las capsulas que entonces hacia para internet. Siempre he sido una persona muy positiva y con ganas de seguir aprendiendo y creciendo. Nunca me rindo, me propongo nuevos retos y metas que alcanzar”.

Esta nueva etapa de Una maja en México se transmite a a las 11 de la noche los sábados. “Después de las primeras temporadas de «Una maja en México» que tenían un formato muy turístico, ahora estamos creando un concepto diferente, nos aventuraremos a conocer lugares que mucha gente desconoce”.

Raquel Solves sabe que este programa le ha permitido conocer México de una manera mucho más profunda y al mismo tiempo ha descubierto que la mayor riqueza del país es que no se puede abarcar en un solo concepto.

“Todos los lugares me sorprenden, no sabría decidirme. Cada estado tiene un atractivo particular y diferente a los demás. Me encanta México por su diversidad”.

Más allá de la aventura, algo que ha aprendido la conductora es que los destinos turísticos son tantos que parece que nunca se terminan. “Esto acaba de comenzar”, dice con la convicción de que aún le queda mucho por recorrer a la maja en México.

 

También te podría gustar...