CONMEMORACIÓN DE LOS 800 AÑOS DE TLÁHUAC Y TERCERA EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE DÍA DE MUERTOS

Los últimos días de octubre y primeros del mes de noviembre se lleva a cabo en la Alcaldía Tláhuac la tradicional y enigmática Celebración de Día de Muertos día de muertos, el culto a los fieles difuntos más representativo de la Ciudad de México, en la que se espera a los seres queridos que descansan en el lugar de los muertos, el Mictlán.

El festejo se realiza a través del montaje de ofrendas para los difuntos, adornadas con flores, comida y otros elementos; así como obras de teatro, música, exposiciones, danza y pinturas de arena de color en el piso. De la misma forma, la celebración por LA CONMEMORACIÓN DE LOS 800 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE TLÁHUAC queda enmarcada por una serie de exposiciones, talleres, eventos deportivos y conferencias.

La celebración de DÍA DE MUERTOS de origen prehispánico, preservada en el pueblo originario de San Andrés Mixquic, más tarde difundida y celebrada en los 7 pueblos originarios de la demarcación de Tláhuac, reafirma nuestros arraigados valores culturales convirtiéndola en una festividad que refleja nuestra identidad nacional, aunque no es particular de Mixquic, tienen un modelo propio ya que mantiene ritos alrededor de la muerte que resaltan año tras año la concepción de respeto a la vida-muerte siendo un puente de comunicación con los difuntos.

Las tumbas se renuevan, decoradas con diversos elementos cada uno con un papel importante y significado esencial, entre rezos y cantos trascurre la noche conviviendo vivos con muertos, la alumbrada guiará el camino de los fieles difuntos.

Para el resto del mundo el culto a la muerte o a los muertos es una costumbre difícil de comprender. Hay una energía muy especial de creencia. Para los mexicanos, es una muestra de una hermosa y singular tradición que permite entrelazar el misticismo entre los vivos y los fieles difuntos y que generación tras generación, será enseñada y aprendida con orgullo.