¿Aprovecharás tu aguinaldo para comprar vivienda? evita fraudes con estos consejos

El aguinaldo, además de ser destinado para festejos, comidas y obsequios, se torna en una gran oportunidad para aquellos que buscan realizar una inversión de manera segura e inteligente, por ejemplo, la adquisición de vivienda, la cual no solo será útil a corto plazo, sino que podrá convertirse en aquella fuente de rentabilidad que otorgue beneficios para el futuro, ya que podrá ser utilizada para renta o venta.

Sin embargo, hay diversas situaciones que se deben prever antes de concretar dicha inversión, pues de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), los fraudes inmobiliarios se encuentran dentro de las 10 quejas más frecuentes. Incluso la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), estima que cada año se pierden cerca de 600 millones de pesos por actividades ilícitas en este sector.

Por esta razón, Alejandro Blé, Gerente de Marketing de Coldwell Banker México, firma maestra inmobiliaria con presencia a nivel nacional enfocada en la venta, compra y renta de inmuebles residenciales, te comparte algunas recomendaciones para realizar una adquisición de manera segura, aprovechando a tu favor la prestación del aguinaldo, que aunque no cubrirá por completo el monto de la propiedad que se desee, bien podrá ser utilizado para cubrir el pago inicial, reunir el enganche, solventar algún gasto hipotecario, o mejorar la calificación crediticia.

  • Analiza la oferta: Prestar atención en el precio y las amenidades, y corroborar que el costo concuerde realmente con la zona en la que se piensa comprar, es crucial, pues a consecuencia del desconocimiento sobre cómo fluctúan los precios dentro de ciertas colonias, existen personas que a base de ofertas irresistibles, busquen lucrar con la necesidad de quienes están por comprar un inmueble. Encontrar un departamento en Polanco, con dos recámaras, dos baños y un estacionamiento, en 100 mil pesos, por ejemplo, ya es un signo de alerta.
  • Investiga al vendedor: Por más que se desee hacer todo por internet, es primordial saber quién será la persona con quien se hará el trato, es decir, conocer si es independiente o pertenece a alguna inmobiliaria; así como cerciorarse si la propiedad pertenece a una franquicia de renombre. La recomendación es buscar al vendedor o la empresa en redes sociales, revisar su página web y que su contenido esté actualizado. Además de poder agendar una cita presencial o por videollamada para aclarar todas las dudas.
  • Pide documentación: Una de las preguntas que no deben faltar es “¿qué documentos tiene la propiedad?”. Cuando se trata de una estafa, las personas nunca proporcionarán dicha información debido a que la mayoría desconoce los datos. Entre la que deben de presentar se encuentran los reportes de todos los pagos que han realizado, ya sea de agua, luz, gas o predial, así como las cuentas que han utilizado para los pagos, contacto del edificio o propietario, es decir, un expediente que avale que todo está en regla y se encuentra libre de gravamen.
  • Presta atención a las señales de advertencia: Hay ocasiones que, aunque se implementen todas las medidas necesarias, hay algo que genera intranquilidad. Entre algunas señales de alerta que no se deben ignorar, como por ejemplo que te soliciten un anticipo para mostrar la propiedad, ejerzan presión por hacer el trato de forma rápida, o bien, que una persona ajena a la empresa ofrezca ayuda para hacer el trámite más rápido.
  • Recurre a profesionales: Los asesores inmobiliarios profesionales, además de ayudarte a encontrar un inmueble que vaya acorde a tu presupuesto y fungir como negociadores con el propietario del mismo, debido a la experiencia que tienen en Bienes Raíces, serán capaces de detectar con mayor facilidad los fraudes, por lo que serán los más indicados para brindar opciones y recomendaciones, para culminar el proceso sin infortunios, que pongan el riesgo tu patrimonio y el de tu familia.

Tener en cuenta las recomendaciones será de utilidad para disfrutar de esta experiencia, sin temor a ser víctimas de los estafadores y ser parte de la cifra presentada por la AMPI. Además, podrá ayudar a que, en futuras ocasiones, se detecte un fraude a tiempo y no arriesgar las finanzas.