2022 concluye con graves problemas de educación que no han logrado atender 3 secretarios de la administración actual

Tras cuatro años de gobierno de la administración actual y tres Secretarios, el balance de la educación en 2022 se puede resumir en un aumento en el abandono escolar, cancelación de programas que benefician tanto a estudiantes como a la comunidad educativa y el constante aumento en el rezago educativo. Sin dejar de mencionar el invariable deterioro de habilidades de los estudiantes, puesto que los docentes deberán exigir menos para ocultar la pérdida de aprendizajes.

Desde antes de la llegada de la pandemia de Covid-19 a México, la educación era uno de los temas pendientes del gobierno ante los altos índices de abandono escolar y el acceso a la educación. Actualmente, la pérdida de aprendizajes fundamentales se calcula con un atraso de dos años. Lo que pone de manifiesto problemas de comprensión lectora, análisis de información y búsqueda de datos; sin embargo, lo más complicado es el debilitamiento de habilidades socio-emocionales, por lo que estudiantes regresaron a la escuela con problemas de irritabilidad, depresión y angustia.

De acuerdo a un análisis de Educación con Rumbo en tres ejes en materia educativa: Cobertura (Todos Vamos a la Escuela), convivencia y servicios básicos (Todos Convivimos) y aprendizaje o calidad de la enseñanza (Todos Aprendemos). Se observa lo siguiente:

TODOS VAMOS A LA ESCUELA

El tema de la cobertura escolar ha sido un problema dentro del sistema educativo por décadas, pues no se ha llegado a una cobertura total. La tendencia ha ido al alza, lamentablemente con la pandemia durante el ciclo escolar 2020-2021 se hizo más notable el abandono escolar especialmente en preescolar y primaria. Durante el curso 2021-2022, el descenso de alumnos de primaria ha sido aún mayor, además de incrementarse considerablemente el abandono en secundaria. En general, en ambos ciclos escolares el abandono ha sido de casi 1.5 millones de estudiantes.

Otro aspecto importante es la conectividad. Más de un 90 % hogares tiene televisión, pero menos de la mitad cuenta con computadora en 2021 y únicamente un 66.4 % tienen acceso a internet en el hogar.

Entre 2019 y 2020, el 95.3 % de los usuarios se conectaron a través del smartphone, el uso de laptop o computadora de escritorio no está generalizado y su uso disminuyó en 2020. En los estudiantes entre 3 y 29 años, el 65.7 % usó un smartphone, y únicamente un 25 % usó computadora portátil o de escritorio. La televisión digital o la Tablet tienen un uso minoritario. En México, el 72 % de la población usa internet, frente al 90 % de los países más desarrollados. Concretamente Nuevo León y Ciudad de México son las entidades que mayor porcentaje de usuarios de internet, mientras que los menores porcentajes están en Veracruz, Oaxaca y Chiapas.

TODOS CONVIVIMOS

Los consejos de participación social son órganos útiles para asegurar una adecuada convivencia de todos los actores del sistema educativo. El número de consejos se incrementó a más del doble en todos los niveles de educación entre el ciclo 2017-2018 y2018-2019, sin embargo, disminuyó a la mitad en el curso 2019-2020.

En cuanto al acceso a servicios básicos, estos han ido aumentando paulatinamente, pero aún no todas las escuelas de educación básica cuentan con electricidad, agua potable o sanitarios independientes. Un 23 % de las escuelas no tienen agua potable, y únicamente un 2.4.4 % cuentan con infraestructura adaptada para discapacidad. En el caso de las escuelas de educación media superior los porcentajes son similares.

Es de destacar que varios programas que pudieran contribuir a mitigar esta situación, planeados en 2020, han sido eliminados, entre ellos el de Atención a la Diversidad de la Educación Indígena, Proyectos de Infraestructura social del sector educativo, o Programa Nacional de Convivencia Escolar. En contraste, se observa que se han destinado recursos a programas a fines a las políticas del gobierno federal, como de igualdad entre hombres y mujeres y para la atención de grupos vulnerables. Dejando de lado programas para la atención de niñas, niños y adolescentes o para el desarrollo de los jóvenes.

TODOS APRENDEMOS

Para tener un aprendizaje de calidad se requiere acceso a materiales, docentes bien preparados y disminuir la reprobación y el rezago educativo.

En este sentido, el acceso a materiales educativos experimentó una mejoría en 2017 respecto de años anteriores, en su momento 60 % de escuelas de educación básica tenían computadoras, 68.8 % disponían de conexión a internet, 72 % con biblioteca y acceso a libros de texto. Sin embargo, en 2022 solo un 50 % de escuelas cuenta con computadoras, menos del 30 % con conexión a internet y no hay datos para bibliotecas o libros de texto.

En educación media superior, actualmente el acceso a computadores es del 68.9 %, pero solo un 51. 6% tiene internet.

En cuanto a formación académica de maestros, el porcentaje de maestros con licenciatura ha ido aumentando hasta llegar a un 84.6 % en 2020. El porcentaje de maestros con maestría o doctorado fue mayor en los años 2013-2015 (30 %), pero actualmente ha disminuido a un 10 %.

En el tema de rezago educativo, ha aumentado en 2021. Los estados con mayor rezago son Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Guerrero. Su rezago aumentó de un 30 % en 2020 a más de un 40 % en 2021. Los porcentajes generales en 2021 oscilan entre un 17.8 % de la Ciudad de México, hasta un 47.3% de Chiapas.

Ante este panorama tan devastador, Educación con Rumbo hace un llamado para que no haya más reducción de presupuesto, que exista regulación al Programa “La Escuela es Nuestra”, ya que se han documentado fraudes, debido a que los recursos se entregan directamente a los padres de familia.

Principalmente, designar al frente de la Secretaría de Educación a personal calificado, que tengan el perfil adecuado con vocación de servicio, que su finalidad sea el bienestar y mejora educativa.

Educación con Rumbo propone lo siguiente:

 Un acuerdo educativo que otorgue estabilidad al sistema y a la normatividad.
 Otorgar mayor libertad a los centros educativos y a los maestros en el diseño de los currículos.
 Otorgarle importancia a la evaluación, pues a través de ella podemos constatar la eficacia de la educación.
 Realizar un diagnóstico oportuno para detectar los problemas de discapacidad, autoestima y salud mental en los estudiantes.
 Más fondos para los recursos destinados a la inversión sobre todo de la red educativa pública.
 Mejorar la formación del profesorado.
 La reanimación de los Consejos de Participación y la instalación del Consejo Nacional de Participación Escolar.
 Impulsar más programas educativos que permitan a las escuelas tomar decisiones para resolver sus problemáticas, entre ellos Escuelas de Tiempo Completo.