Los monstruos”, entre ferocidad, música y paternidad

Por Roberto Yáñez

Antes de que termine el año, corre al Foro Lucerna a ver el musical que encabeza magistralmente Anahí Allué y Alejandro de la Madrid. Es una obra imperdible. Se trata de un texto que te llegará a las entrañas y pondrá al filo la noción que tienes de la responsabilidad de ser padres. “Los monstruos” es un texto de Emiliano Dionisi, joven dramaturgo argentino, que llegó a México a través de la producción de Óscar Carnicero.

Para cerrar el 2022, este texto con acentos de musical, habla de una madre y un padre, en los que pesa la responsabilidad de sus respectivos hijos, singulares, quizá talentosos, que sin estar presentes, se mantienen como personajes activos en la línea de la dramaturgia que ganó siete premios Hugo en el teatro musical en Argentina.

Los personajes son Sandra y Claudio, la primera es una mujer casada pero su marido no está presente en lo que le corresponde a responsabilidad ni con su hija ni con su esposa. Por otro lado, Claudio es un hombre viudo que intenta sobrevivir a los caprichos de su hijo por una hiperactiva actividad que lo mantiene en alerta. El intento porque acepten a ambos en una escuela privada, devela la sobreprotección que les ofrecen a sus pequeños para estar a salvo de los monstruos, pero ¿no lo son acaso ellos?

El acierto de la obra es mostrar a los padres bajo un esquema humano, en el que a momentos, se miran virtuosos y en otros, débiles, temerosos y berrinchudos, tal como lo son los niños.

Situaciones límite ponen a prueba a ambos, dentro de un escenario que va asfixiando, que a veces asemeja un corral para niños pequeños, a veces un grafitti sobre un muro, en otras, una cárcel. En este espacio se desarrolla la trama, en la que ambos actores tienen momentos brillantes y crean una simbiosis actoral deleitable y en más de una vez, angustiosa por la creciente trama que va desencadenando la psique y los pendientes de afecto y conducta que ellos han tenido a lo largo de su vida y en su travesía de vivencia actual. Así, “Los monstruos” es un espejo de los diferentes tipos de crianza y educación que se cobija de letras musicales, cuya capacidad narrativa explora diferentes posibilidades de expresión.

Le quedan dos funciones, a este feroz musical dirigido por su autor apoyado por Alan Uribe, como director residente. Termina la temporada el martes 27 de diciembre. Sin duda, de lo mejor en el 2022.