Comer sano y rico una buena forma de ser una mujer fuerte y saludable

Spread the love

Conmemorar el día Internacional de la mujer, va más allá de una celebración, se trata de una lucha en busca de la equidad de género, hasta hoy eterna, que inicio en los 70’s, derribar fronteras, diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, sociales, económicas y políticas sigue siendo una batalla que muy a poco a poco, va cosechando victorias.

El papel de ser mujer se ha ido dignificando, construyendo y apoyando con esfuerzo y sororidad, cuidarse y nutrirse tanto en el aspecto intelectual como saludable, incitará a ser mujeres fuertes, inteligentes y emprendedoras, que puedan aportar más a la sociedad y a futuras generaciones.

Crecer con la conciencia de alimentar el cuerpo humano, nos permitirá a futuro mujeres más energéticas, fuertes y enfocadas, mujeres pioneras, sabias y valientes. Hoy nuestros chefs en Lyncott nos comparten inteligentes recetas que, si bien pueden ser del gusto de ambos géneros, están elaboradas con ingredientes que resultan más saludables para las mujeres.

ALIMENTOS SALUDABLES

  • Huevos, las yemas albergan toneladas de nutrientes esenciales, pero difíciles de obtener, incluida la colina que está vinculada a tasas más bajas de cáncer de mama.
  • Salmón, rica fuente de vitamina D y de omega-3 previenen enfermedades cardíacas, mejoran el estado de ánimo y ayudan a perder peso.
  • Leche desnatada, fuente estupenda de vitamina D, que reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer, e incluso ayuda a prevenir la depresión.
  • Espinaca y tomate, las espinacas son fundamentales, protegen contra la degeneración macular y su luteína mantiene las arterias libres de colesterol.
  • Arándanos, repletos de antioxidantes que desafían los estragos de la edad, ayudan aprevenir la pérdida de memoria, las infecciones del tracto urinario y aliviar la fatiga visual.
  • Chocolate negro, lleno de antioxidantes flavonoides que evitan que las plaquetas de la sangre se peguen entre sí. Elige aquel con un 70% de cacao o más.

 Huevos Benedictinos estilo Lyncott

INGREDIENTES SALSA HOLANDESA (4 porciones)

  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1/2 cucharada de hojas de estragón fresco o seco
  • 5 unidades de pimienta martajadas
  • 1 cucharada de agua
  • 3 yemas
  • 200 grs. de Mantequilla Lyncott® derretida tibia
  • 1 cucharada de limón
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

INGREDIENTES PARA LOS HUEVOS POCHADOS

  • 4 huevos frescos
  • 1 cucharada de vinagre media cucharada
  • 1 cucharada de sal
  • 2 panes tipo English Muffin
  • 4 rebanadas de salmón
  • Hojas de tomillo fresco al gusto

PREPARACIÓN PARA LA SALSA

  1. Hierva en una cacerola pequeña el vinagre, el estragón, la pimienta y el agua hasta que se evapore la mitad del líquido.
  2. Cuele y deje enfriar.
  3. Mezcle en un tazón las yemas con la mezcla de vinagre que redujo.
  4. Ponga el recipiente a baño María a fuego alto; con un batidor de globo bata la mezcla hasta que espese.
  5. Añada lentamente, sin dejar de batir, la Mantequilla Lyncott® derretida.
  6. Agregue sal y pimienta al gusto y el jugo de limón.
  7. Ajusta la consistencia con un poco de agua.
  8. Retire del fuego y reserve.

PREPARACIÓN PARA LOS HUEVOS

  1. Caliente a fuego medio en una olla 3 tazas de agua con el vinagre y la sal. Rompa un huevo en un tazón pequeño, cuidando que la yema no se rompa.
  2. Mueva con una cuchara el agua de forma circular y hacia un solo sentido.
  3. Añada lentamente y de una sola intención el huevo y cuézalo de 3 a 5 minutos.
  4. Sáquelo con una espumadera y colóquelo en un tazón con agua tibia.
  5. Repita este paso con el resto de los huevos y resérvelos.
  6. Separe los panes por la mitad y tuéstelos.
  7. Coloque cada mitad en un plato individual y distribuya encima las rebanadas de salmón ahumado y los huevos pochados.
  8. Báñelos con la salsa holandesa, espolvoréelos con cebollín y un poco de páprika.

Batido energético de espinacas y arándanos estilo Lyncot

INGREDIENTES (2 porciones)

  • ½ taza de Yoghurt Natural Lyncott®
  • ½ taza de Leche Deslactosada Reducida en Grasa Lyncott®
  • 1 plátano maduro congelado en trozos
  • 1 taza (220grs) de arándanos congelados
  • 1 taza de espinacas desinfectadas y escurridas o congeladas

 PREPARACIÓN

  1. Coloque todos los ingredientes en el vaso de la batidora o licuadora y triture hasta que quede una textura cremosa.

Una sugerencia: Chocolate amargo a media tarde, con fresas o bayas frescas, puede brindarte estos beneficios para la salud de los que hemos hablado sin calorías extra.

 

También te podría gustar...