“EL ESTRANGULADOR DE BOSTON”: QUIÉNES SON LAS DOS REPORTERAS QUE INSPIRARON LA NUEVA PELÍCULA EXCLUSIVA DE STAR+

A partir del 17 de marzo, los suscriptores de Star+ pueden disfrutar exclusivamente en el servicio de streaming de “El estrangulador de Boston”, un intrigante nuevo thriller basado en hechos reales que transporta a las audiencias a la década de 1960 en el corazón de Boston para seguir a dos pioneras reporteras, Loretta McLaughlin (Keira Knightley) y Jean Cole (Carrie Coon), que publicaron la historia de los famosos asesinatos sucedidos en esa ciudad entre 1962 y 1964.

En esos dos años, más de una decena de mujeres solteras de edades diversas fueron estranguladas y sus cuerpos fueron colocados en poses provocativas por un misterioso atacante que pasó a ser conocido como el “Estrangulador de Boston”. El condenado Alberto DeSalvo -sentenciado a cadena perpetua por una serie de violaciones y agresiones sexuales- confesó ser el autor de los crímenes, pero las especulaciones acerca de una posible coautoría de los estrangulamientos continúan hasta el día de hoy.

Tras el hallazgo de tres mujeres asesinadas, McLaughlin se convirtió en la primera periodista en publicar una historia que relacionaba los tres crímenes, embarcándose a partir de ahí en una profunda investigación junto a Cole, su colega y confidente.

 

 

LORETTA MCLAUGHLIN Y JEAN COLE

 

Loretta McLaughlin era una periodista oriunda de Woburn, Massachusetts que estudió periodismo en Boston University e ingresó al periódico Record-American de Boston en la década del ’50, donde se dedicaba principalmente a redactar artículos sobre estilo de vidaEn 1962, se encuentra inclinada en abordar temas que considera más importantes en la búsqueda de “ser tomada en serio” como periodista, los misteriosos casos de las mujeres estranguladas en esa ciudad la llevaron a hacer historia como pionera reportera de investigación de los asesinatos, un proceso que la enfrentó a numerosos obstáculos dentro y fuera del diario. McLaughlin falleció a los 90 años en 2018, tras una extensa y prolífica carrera en medios gráficos como periodista especializada en salud, y como una reconocida defensora de la salud pública que investigó y escribió extensamente sobre el desarrollo de la píldora anticonceptiva y el SIDA.

 

Jean Cole, por su parte, es una aguda periodista de Boston cuyo camino se cruza con el de McLaughlin cuando llega a la redacción del Record-American tras su fusión con el periódico Sunday Advertiser. Como se retrata en la película, Cole tiene un increíble historial de artículos de investigación en su haber, y si bien es extraordinaria por mérito propio, su estilo difiere notablemente del de Loretta. “Jean sabe cómo jugar según las reglas para lograr lo que necesita. No hay necesidad de insultar, y mucho menos de unirte a juegos de cartas. Ella encuentra que las tácticas de Loretta de abrirse paso a los codazos son desagradables y contraproducentes; y no vacila en decírselo en la cara”, comenta la actriz Carrie Coon sobre su personaje.

 

 

 

SER REPORTERA EN LOS AÑOS ‘60

 

Al abordar la historia de los asesinatos desde la perspectiva de las dos reporteras, “El estrangulador de Boston” no solo sigue la investigación de los casos, sino que revela desde el corazón de una redacción periodística los obstáculos que enfrentaban las mujeres profesionales en los años ’60. McLaughlin, por ejemplo, encontró reiteradas negativas dentro del diario para cubrir noticias de mayor envergadura. “Cuando la encontramos al principio de la película, vemos que ella querría estar cubriendo grandes historias, realmente trascendentes, pero no se le permite hacerlo. Siente esa frustración de no poder hacer lo que quiere”, explica la actriz Keira Knightley.

Además, el guion de Matt Ruskin, creador y director del film, muestra cómo las ambiciones profesionales de McLaughlin y Cole chocaban con lo que las convenciones sociales de la época dictaban en relación a sus responsabilidades personales como madres y esposas. “Temían profundamente por su seguridad. Recibían amenazas de muerte en sus hogares. Jean ya había experimentado eso solo por cubrir la campaña de un alcalde a principios de su carrera, y estaba recibiendo amenazas de muerte por ser una mujer que se entrometía en el ámbito de un hombre”, señala Coon.

 

Agrega Ruskin: “Ambas trabajaban para mantener informadas a las mujeres de la ciudad poniendo en juego sus vidas, en una época en la que el departamento de policía se quedaba corto en ese sentido. Para mí era importante mostrar no solo su compromiso con el trabajo, sino también los desafíos y obstáculos personales que debieron enfrentar en una época en la que no había muchas mujeres en la redacción de un diario”.

DANDO VIDA A LOS PERSONAJES

 

Los realizadores de la película supieron rápidamente que Knightley era la actriz ideal para dar vida a McLaughlin. “Es tan magnífico verla transmitir todas esas emociones y pequeños matices. Es magnífica en todo sentido”, sostiene el productor Sam Roston.

 

Según Ruskin, Knightley conectó de inmediato con su personaje y los desafíos que enfrentó como madre y reportera. “Keira es este extraordinario talento que sabe por experiencia propia lo difícil que puede ser equilibrar el trabajo y la familia. Nadie podría haber hecho un trabajo mejor para dar vida a Loretta. Realmente no puedo imaginarme a nadie más en este papel”, asegura.

 

La dupla de actrices, además, congenió rápidamente y construyó una sólida relación que se revela en las escenas compartidas. “Estamos en situaciones parecidas en nuestras vidas como madres trabajadoras, y en la película interpretamos a dos madres que trabajan, así que es una manera maravillosa de llegar a conocer a alguien en ese sentido”, comenta Coon.

Además de trabajar en el espíritu de los personajes, Knightley y Coon contaron con un talentoso equipo que logró el look perfecto para las reporteras, a partir de una detallada reconstrucción de época. Arjun Bhasin, diseñador de vestuario del film, se inspiró en la moda de los años ’60, pero con un enfoque práctico y real. “Nos basamos en fotografías de gente real de la época, muchas fotografías y periodismo de calle. Por lo general, cuando vemos una película de época, pasa a girar tanto en torno a los sombreros, vestidos y la ropa que uno se olvida que la gente usaba eso a diario”, explica Bhasin.

Como señala Ruskin, al centro de la historia de “El estrangulador de Boston” están la idea de identidad y las implicancias de la ambición en el oficio para una mujer de los años ’60. Concluye el realizador: “Siempre giró en torno a los triunfos y obstáculos personales de estas reporteras, en su búsqueda por llegar al fondo de esta historia compleja y horrorosa sobre un asesino serial”.

“El estrangulador de Boston” estrena el 17 de marzo, exclusivamente en Star+.

Tráiler subtituladohttps://youtu.be/o3exdJsYnhg