Max Gutiérrez rema contra corriente en Chiapas

Spread the love

El joven piloto mexicano, Max Gutiérrez, del equipo Tame Racing, supo salir adelante en un demandante Gran Premio Los Cabos 200, que se corrió en el Súper Óvalo Chiapas. A bordo del auto #23 con el patrocinio de Xelix Colchones Premium, empresa fabricante de colchones orgullosamente chiapaneca, Max concretó la primer fecha de la temporada con gran aprendizaje y balance positivo.

Durante la ronda de prácticas, Max fue mejorando paulatinamente sus tiempos, y cada vez se sintió más cómodo en el auto. Ya en la calificación, logró ubicarse en la P11 de la parrilla de salida, posición que le permitía elaborar una estrategia de rebases durante el primer stage y de ataque para la parte final.

Durante el arranque de competencia el auto de Max se mostró firme y lo demostró con sus acertados rebases que lo fueron catapultando hacia el Top 10, sin embargo, cuando ya se encontraba en el grupo puntero y se superaban los primeros treinta giros de la competencia, su bólido presentó una lamentable ponchadura que lo hizo visitar los pits en condiciones de bandera verde, situación que lo relegó varias posiciones.

Tras su reincorporación al trazado de 1,200 m, Gutiérrez identificó un desajuste en la puesta a punto del auto de Xelix, por lo que hicieron una rápida adecuación con el objetivo de recuperar el buen ritmo mostrado al inicio de competencia.

Con un gran manejo de Gutiérrez, poco a poco fue recuperando algunas posiciones, sin embargo, las vueltas perdidas le impidieron luchar por la bandera a cuadros, y se enfocó en buscar un mejor lugar en el clasificatorio, y en adecuarse al auto que está estrenando este año y que es por demás significativo para él.

Al momento de aparecer la bandera a cuadros, Max cruzó la meta en la décimo quinta posición de su categoría, posición valiosa si se considera que en total ocho fueron los autos que no pudieron terminar la competencia.

“No fue la carrera que esperábamos, la ponchadura nos afectó de más y el rendimiento del auto ya no fue el mismo, aun así el equipo hizo un gran trabajo y regresamos a la pista para girar lo más que pudiéramos, al final solo perdimos tres giros y lo importante es que aprendí mucho del coche, estoy seguro que para la fecha que sigue estaremos en la batalla por la victoria”, comentó Gutiérrez.

Además también aprovechó para agradecer el apoyo de sus patrocinadores: “Estoy muy contento por haber representado una marca tan importante como Xelix, y sobre todo, poner en ojos de todos una marca chiapaneca”

El también piloto de Escudería Telmex ahora se enfoca en el siguiente compromiso de NASCAR México, el próximo 15 y 16 de abril en el Súper Ovalo Potosino

También te podría gustar...