Centennials, los que más disfrutan de contenido de Streaming

Spread the love

La televisión sigue siendo uno de los medios favoritos de los marketers para anunciarse. De acuerdo con el último reporte “La industria publicitaria en América Latina” de Statista, la preferencia de los anunciantes por la televisión en Latinoamérica tiene una cuota de mercado que supera el 50 por ciento del total de la inversión publicitaria.

Sin embargo, los patrones de consumo indican una migración paulatina de la TV tradicional a la CTV, dispositivos que están conectados a Internet y permiten a los espectadores transmitir vídeos, música y navegar por la web.

Los millennials y la generación Z son los principales grupos de consumo de Televisión Conectada (CTV) con un 40 por ciento de consumidores globales quienes se caracterizan por ser nativos digitales, según el informe Digital 2023 Global Overview Report.

En particular, la Gen Z o Centennials (grupo poblacional nacidos a partir del 2000 y compuesto por 2 mil 600 millones de personas) se reconocen como agentes de cambio, protagonistas de sus vidas y dedican la mayor parte de su tiempo en línea a las plataformas digitales.

En cuanto a la relación con las marcas, un estudio de ClickZ demostró que son una audiencia potencial para las marcas y anunciantes, pues al 54 por ciento de esta población no le molesta ver anuncios en CTV si están dirigidos a sus intereses particulares, además, de que presentan nuevas tendencias y están más dispuestos a probar nuevas marcas que las generaciones anteriores.

Hace 82 años la marca de relojes Bulova marcó el inicio de la publicidad en la televisión a nivel global. El comercial, que costó 9 dólares y duró 10 segundos, fue mostrado en Estados Unidos durante un partido de béisbol entre los Dodgers de Los Ángeles y los Phillies de Philadelphia.

Con el paso de los años, el precio promedio por un anuncio en televisión lineal (tradicional) se incrementó excesivamente. Un spot de 20 segundos en uno de los canales más vistos de México cuesta aproximadamente 150 mil pesos (8 mil 500 dólares), una cantidad que provoca el desinterés de los anunciantes por este medio.

Hoy, la televisión conectada o CTV es un medio que está ganando el respaldo absoluto de los usuarios, no solo en Latinoamérica, sino en el mundo.Despertando el interés de los anunciantes por el medio, no solo por su bajo costo en comparación con la TV lineal, sino por sus múltiples beneficios.

De acuerdo con Kivi, la adtech líder en CTV Latam, la televisión conectada es cualquier dispositivo televisivo que pueda conectarse a internet, y con ello, acceder a una oferta de contenido más allá de los operadores tradicionales. Existen tres formas de acceso a la red por medio de la televisión: la Smart TV, los dispositivos multimedia y las videoconsolas.

Uno de los grandes beneficios de la TV conectada, además de los costos accesibles, son las audiencias fragmentadas, pues permite a los anunciantes llegar a los usuarios en función de su demografía, intereses, contexto y hora del día.

Además, a nivel global, la CTV superó a la computadora como punto de acceso a internet, colocándose como la segunda opción preferida después del móvil.

“Las nuevas plataformas y formatos de streaming son la puerta para la innovación y desarrollo de estrategias para que las marcas consigan conectar con un público cada vez más exigente, por ello la CTV es ahora un espacio al que todos los anunciantes quieren pertenecer”, añadió Julián Saconi, Managing Director de Kivi.

También te podría gustar...