Estas son las bebidas más representativas de Jalisco

Spread the love

La gastronomía es uno de los elementos más importantes y representativos que dotan de identidad y personalidad a una región, en este sentido, Jalisco es uno de los estados que más ha posicionado a México a través de su increíble gastronomía gracias a la historia y creatividad que emana de sus principales ciudades y pueblos. Por ello, en el marco de la conmemoración de los 200 años de Jalisco como Estado Libre y Soberano, a continuación, te presentamos las bebidas más representativas del Estado, bebidas que han trascendido en el tiempo y que han roto las barreras internacionales para continuar posicionando a México como un país gastronómicamente delicioso.

Tequila

Desde luego tenemos que hablar de una de las bebidas más emblemáticas de Jalisco y de todo México, el Tequila, éste no solo es apreciado de manera nacional, sino que su delicioso sabor ha traspasado fronteras y ha conquistado hasta los paladares más exigentes a nivel mundial. El tequila está hecho a partir de la planta de agave azul, y se puede encontrar en variedades como: tequila reposado, añejo o blanco, todos tienen un sabor particular y exquisito.

Si deseas degustar esta suculenta bebida, te sugerimos visitar uno de los Pueblos Mágicos más bonitos de México: Tequila, el cual ya con su nombre seguro te dice mucho. Este lugar es ideal para que aprecies hermosos paisajes agaveros, visites museos, capillas, cascadas, hagas tours por las haciendas y destilerías tequileras, ¡y por supuesto, es el mejor sitio para que pruebes excelentes tequilas! Además, hay todo tipo de cocteles preparados con el destilado, como: palomas, los tradicionales cantaritos, vampiros, margaritas, charros negros, entre otros.

Ponche de granada

Un deleite para los sentidos que no te puedes perder es el fabuloso ponche de granada de Jalisco, una bebida auténtica preparada con el jugo de granadas agrias, azúcar, un poco de agua y tequila o mezcal de la región. Lo que hace especial a esta mezcla es su proceso de elaboración artesanal y su sabor cautivador con ligera acidez ya que al quedar todo bien combinado es embotellado para dejarse fermentar.

Esta bebida es originaria de los poblados de Sayula, Tapalpa, Zacoalco y Tuxpan pero se cree que su elaboración inició a finales del siglo XIX con las fiestas del señor San José en la temporada de cosecha de granada en Zapotlán, no obstante hoy se trata de un elixir emblemático que se consume en fiestas conmemorativas y reuniones familiares.

Cada región tiene un distintivo al momento de presentarlo, debido a que se acostumbra servirlo bien frío en un vaso mediano y decorarlo con nuez, pepino y guayaba picadas que se quedan flotando mientras lo degustas (estilo Sayula), pero estamos seguros que todos te encantarán.

Cantarito

Otra de las joyas culinarias enraizadas en la cultura y la tradición jalisciense es el Cantarito, una bebida creada con una mezcla especial de tequila, jugo de naranja, toronja y limón, refresco de toronja, toque de sal y hielo. Su delicioso sabor con toque dulce es único, pero un rasgo que le ha dado personalidad importante y frescura es que es servido en ollitas o jarritos de barro rojo de distintos tamaños, mismos que permites que en la orilla se agrega un toque de chamoy, chilito piquín o sal y una rodaja de naranja.

Este tesoro de la gastronomía tuvo origen en la Revolución Mexicana para saciar la sed de las tropas que llegaban a las tierras de Jalisco y se elaboraba por ser una bebida rica y de fácil acceso que combina los orgullosos sabores de agave a la perfección. Fue tan aceptado que actualmente se puede encontrar en ferias, mercado, bailes, escenarios de costa de todo México y hasta prepararlo en casa, pero su sabor original se encuentra en los municipios de la Región Valles y en destinos turísticos reconocidos como Amatitán y Tequila.

Tejuino

Entre los tesoros culinarios que ofrece Guadalajara, destaca el tejuino, una bebida tradicional que te transportará a experimentar sabores ancestrales ya que, además de refrescar tu paladar, esta bebida te sumergirá en historia y tradición debido a que tiene su origen en la cultura prehispánica y ha sido transmitida de generación en generación.

El tejuino es una mezcla de maíz fermentado, piloncillo, limón y sal, que resulta en una bebida dulce, refrescante y ligeramente ácida. Su textura espesa y su sabor equilibrado son una verdadera delicia para los sentidos, suele servirse con nieve de limón o con una pizca de sal de grano, lo que añade un toque especial. Un lugar que destaca por sus deliciosos tejuinos es Tlaquepaque, también conocido por su herencia artesanal, este pueblo mágico ofrece numerosos establecimientos donde podrás disfrutar los matices únicos de esta bebida. Ya sea en las pintorescas calles empedradas de Tlaquepaque o en el simbólico centro histórico de Guadalajara, déjate cautivar por esta bebida que combina la riqueza cultural de la región con un sabor fresco y auténtico.

Pajarete

Bebida emblemática y tradicional de Guadalajara que ha sido parte integral de su cultura durante generaciones. Esta deliciosa y reconfortante bebida se prepara con leche bronca, chocolate, azúcar, vainilla, mazapán, y alcohol del 96, aunque puedes probarlo sin alcohol si así lo prefieres.

El pajarete es mucho más que una simple bebida; representa la historia y la identidad cultural de Guadalajara. Desde sus orígenes en las haciendas lecheras, donde los trabajadores lo disfrutaban para sobrellevar las frías mañanas, hasta los puestos callejeros y establecimientos especializados que lo sirven hoy en día, el pajarete es una experiencia única que cautiva a quien lo pruebe. Esta preparación suele consumirse por las mañanas debido a que garantiza un estómago lleno que te dará suficiente energía para cumplir con todas tus labores del día. No te pierdas la oportunidad de saborear este tesoro líquido que te hará vivir una experiencia sensorial y cultural llena de tradiciones de Guadalajara, Jalisco.

Raicilla

La raicilla es uno de los destilados con Denominación de Origen jalisciense (2019) que mejor definen las tradiciones y esencia de Puerto Vallarta, una bebida que ha comenzado a posicionarse entre los viajeros que visitan este destino de sol y playa, degustándolo en auténticos cócteles que son preparados por mixólogos especializados.

Esta bebida espirituosa, que data del siglo XVI, continúa tomando gran relevancia y por ello, restaurantes prestigiosos, reconocidos hoteles, entre otros sitios turísticos, han adoptado entre sus bebidas principales las que se preparan con raicilla.

La extracción artesanal de la raicilla, que toma 30 días en total, se divide en cinco etapas y conserva el mismo procedimiento desde el siglo XVII.

La ruta de la raicilla viaja a través de la Sierra Occidental, pasando por Puerto Vallarta, los Pueblos Mágicos de San Sebastián del Oeste, Mascota y Talpa de Allende, así como por algunos municipios jaliscienses.

La Tuba

Es una bebida artesanal, típica de Puerto Vallarta proveniente de la palma de coco combinado con vinagre de manzana, se ha convertido en toda una experiencia de playa por su exótico sabor agridulce poco común. La puedes disfrutar en su versión pura o compuesta, que es cuando se mezcla con diferentes frutas. Esta bebida se puede encontrar en toda el área del malecón hasta el muelle Los Muertos con los icónicos “tuberos”. Este tradicional y refrescante elixir tropical ayuda a minimizar el calor de la temporada.

También te podría gustar...