Conoce qué es el Síndrome de Ovario Poliquístico, cómo se presenta y lo vital que es tratarlo oportunamente

Spread the love

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es el desorden hormonal más común de las patologías endócrino-metabólicas que afecta a las mujeres en edad reproductiva, caracterizado por alteraciones en la menstruación mejor conocidas como ovulación irregular u oligoovulación; elevación de hormonas masculinas, obesidad, presencia de vello facial, acné en el rostro y espalda, cambios en la piel, y quistes en los ovarios.

El impacto que genera el SOP en la vida de las pacientes puede derivar en infertilidad, estigma por las características físicas y en algunos escenarios, desarrollo de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión arterial, entre otras.

Cabe destacar que de acuerdo con la Coordinación de Infertilidad del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), se estima que la prevalencia del SOP en mujeres mexicanas es del 5 al 10%.

Su diagnóstico se establece mediante los signos y síntomas que presentan las pacientes, por lo cual es necesario una valoración clínica, así como exámenes para determinar los niveles de hormonas en la sangre y estudios de imagen.

El diagnóstico clínico está sujeto a la presencia de una predisposición genética, sometida a diferentes factores como la resistencia a la insulina (alteración en el metabolismo de la glucosa) y obesidad.

Las mujeres pueden sospechar de SOP si su primer periodo menstrual se presenta de manera tardía posterior a los 15 años, y si después de dos años de iniciada la menstruación persiste las irregularidades en sus ciclos, además de las características antes mencionadas.

De acuerdo con las guías de práctica clínica el tratamiento debe ser personalizado, basado en tres pilares fundamentales que le permitirán a las mujeres hacer de su vida una historia saludable:

1.    Disminución de al menos 10% de su peso corporal

2.    Empleo de anticonceptivos orales

3.   Uso de medicamentos sensibilizadores de la insulina como la metformina de liberación prolongada.

Es importante comentar que la metformina reduce la resistencia a la insulina, por lo que ayuda a regular los ciclos menstruales en un 50%, mejorar la ovulación de 23 a 90%, con lo que es posible preservar la fertilidad.

De esta manera, la metformina de liberación prolongada mejora el apego al tratamiento, debido a que, reduce los efectos secundarios como los problemas gastrointestinales que ocasiona la formulación de liberación inmediata.

Además, se ha estudiado que reduce el riesgo de abortos espontáneos. Se estima que aproximadamente el 30% de las mujeres que logran el embarazo y viven con SOP pueden presentar abortos espontáneos de manera repetida.

Cuidado con las complicaciones

Diagnosticar de manera temprana el Síndrome de Ovario Poliquístico es fundamental para prevenir enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, dislipidemias, afecciones cardiovasculares o cáncer de endometrio en las mujeres que lo padecen.

Por ello es fundamental que las mujeres con características de SOP visiten a su ginecólogo y endocrinólogo, reciban tratamiento integral que incluya atención psicológica, realicen actividad física y mantengan una alimentación saludable. Incluso, actualmente existen plataformas como www.medpoint.com.mx, iniciativa impulsada por Laboratorios Silanes, en donde tanto médicos como pacientes encuentran información gratuita especializada para conocer más acerca del SOP y de esta manera seguir haciendo salud bien hecha en México.

Dra. Claudia Ruiz Padilla

Endocrinóloga adscrita al Hospital San Javier, en Guadalajara, Jalisco y profesora en el Tec. de Monterrey

También te podría gustar...