Súper autos: El F-Type celebra los 75 años de los deportivos Jaguar

Spread the love

El Jaguar F-TYPE es el deportivo definitivo de la marca; ​ heredero de un linaje extenso que abarca 75 años e incluye algunos de los modelos más emblemáticos jamás construidos.

Tanto en versión cupé como descapotable, el F-TYPE ofrece un equilibrio perfecto entre rendimiento visceral y satisfacción al conductor, con un diseño imponente y dinámico, y un interior definido por materiales lujosos, una artesanía exigente y detalles exquisitos.

Para este modelo, la gama se ha simplificado y centrado más, facilitando a los clientes la selección de su F-TYPE perfecto. Este modelo tiene un aspecto más decidido y firme que nunca, con llantas de 20 pulgadas de serie en todos los modelos y discretos cambios en los detalles, como el cambio de los centros de las ruedas y el emblema de la parrilla de rojo a negro, y los colores de los emblemas R y R-Dynamic, que ahora son negro y gris en lugar de rojo y verde.

Para conmemorar el último año de modelo del F-TYPE y los 75 años de deportivos Jaguar, los clientes pueden elegir entre las nuevas ediciones especiales F-TYPE 75 o F-TYPE R75. Las cuales se distinguen por sus exclusivos elementos de diseño interior y exterior, sus especificaciones cuidadosamente seleccionadas y, por supuesto, el motor V8 Jaguar de 5.0 litros sobrealimentado, sinónimo de F-TYPE. Estos exclusivos modelos son una adecuada celebración del rendimiento del motor de combustión interna antes de que Jaguar se convierta en una marca de modern luxury puramente eléctrica a partir de 2025.

Matthew Beaven, Jefe de Diseño de Exteriores de Jaguar Land Rover, ha declarado: «Durante 75 años, Jaguar ha sido famosa por producir deportivos extraordinarios que ofrecen prestaciones, agilidad y la máxima recompensa al conductor. Las ediciones especiales del F-TYPE se mantienen fieles a estos principios, añadiendo detalles únicos de diseño interior y exterior para celebrar este linaje antes de que Jaguar se convierta en una marca totalmente eléctrica a partir de 2025.»
Diseño

El F-TYPE tiene un aspecto tan espectacular como siempre y es el deportivo definitivo de Jaguar en una potentada ​ línea que se remonta 75 años atrás. Las poderosas proporciones del biplaza de motor delantero, con su carrocería esculpida en aluminio ligero y rígido, son reconocibles al instante, y su presencia centrada y firme hace referencia a las formas fluidas del legado de deportivos de Jaguar, que comenzó con el XK120, lanzado en 1948 como el vehículo de producción más rápido del mundo.

Los faros LED extraplanos, con tecnología Pixel de serie, las luces diurnas con la firma «Calligraphy» J y los intermitentes de gran alcance acentúan la anchura visual del deportivo y sugieren su potencial de rendimiento, los cuales combinan a la perfección con la superficie de «metal líquido» del capó en forma de concha de almeja, que se extiende elegantemente hacia atrás, inspirado en modelos emblemáticos como el C-Type y el D-Type.

Como parte de la cuidada y simplificada oferta al cliente, todos los F-TYPE de la gama se ofrecen ahora de serie con llantas de 20 pulgadas específicas para cada modelo. Los F-TYPE 75 y R 75 se distinguen por sus diseños de cinco radios en negro brillante y de 10 radios en negro brillante torneados en forma de diamante, respectivamente.

Las aletas traseras realzan la forma intrínsecamente espectacular y decidida del F-TYPE y se extienden hacia abajo hasta las esbeltas luces LED traseras con la firma «Chicane». Los tubos de escape específicos para cada motor emergen del difusor trasero, señalando claramente la intención de rendimiento del F-TYPE. Los modelos de cuatro cilindros cuentan con un único tubo de escape central, mientras que el F-TYPE 75 de 450 CV y el F-TYPE R 75 V8 de 575 CV se identifican por los tubos de escape cuádruples exteriores.

El interior del F-TYPE, orientado al conductor, es una expresión pura de la elegancia y las prestaciones del vehículo. Combinando la artesanía de Jaguar, los exquisitos detalles y los ricos materiales y acabados ofrecen una mayor sensación de lujo y deportividad.

El puesto de conducción «1+1» incluye una pantalla interactiva del conductor de 12,3 pulgadas reconfigurable que permite elegir entre varios temas de visualización; como corresponde a un auténtico deportivo, el modo predeterminado se caracteriza por el gran cuentarrevoluciones central.

Esta característica y la luz de la palanca de cambios transmiten sutilmente el carácter y el potencial de rendimiento del F-TYPE, realzando digitalmente el teatro mecánico del «latido» rojo del botón de arranque y las salidas de aire centrales desplegables.

Los modelos F-TYPE 75 y R 75 se distinguen por el exclusivo motivo de silueta en el embellecedor de la consola central Engine Spin y las placas de acero inoxidable, mientras que el pack interior black es otra sutil mejora.

Los asientos ligeros y estilizados -en diseños Sport o Performance, este último de serie en el F-TYPE 75 y R 75- combinan una forma ergonómicamente optimizada con un confort excepcional, mejorado aún más por las opciones de calefacción y refrigeración. Materiales nobles como la piel Windsor, de serie en las ediciones especiales, añaden un toque de lujo adicional, complementado con detalles como el patrón de pespunte monograma artesanal, que se repite en el guarnecido de las puertas con la opción de mejora de la piel, y los motivos Jaguar Leaper o R en los reposacabezas. El revestimiento del techo en Suedecloth Ebony, también de serie en el F-TYPE 75 y R 75, enriquece aún más el interior.

Conducción

El F-TYPE sigue marcando la pauta en cuanto a deportivos realmente envolventes, atractivos y centrados en el conductor. La suspensión delantera y trasera de doble horquilla, la dirección asistida eléctrica (EPAS) meticulosamente ajustada y el sistema Torque Vectoring by Braking proporcionan una agilidad extraordinaria y una sensación de auténtica conexión. Estos atributos son fundamentales para que el automóvil responda de forma inmediata e intuitiva a cada intervención del conductor.

El chasis del F-TYPE 75 y el R75 se ha mejorado aún más con los pivotes traseros fabricados en fundición de aluminio ligero y rígido que, junto con los cojinetes de rueda de mayor tamaño, proporcionan un control de precisión absoluta de la zona de contacto de los neumáticos, lo que se traduce en una sensación de dirección aún más conectada. En la R75, este atributo clave se ha optimizado aún más gracias a las rótulas superiores revisadas, que aumentan significativamente la rigidez de la caída y la convergencia. Ambos modelos también incorporan un diferencial electrónico activo (EAD) trasero para optimizar la tracción.

El sistema de tracción a las cuatro ruedas con par motor a petición y tecnología Intelligent Driveline Dynamics (IDD), disponible sólo en el R75, mejora aún más la tracción y el dinamismo, en cualquier superficie y condición climatológica, al tiempo que mantiene el tacto de tracción trasera y el equilibrio de conducción característicos del F-TYPE.

F-TYPE 75 y el R75 está equipado con el sistema Adaptive Dynamics de Jaguar con Dinámica Configurable. Mediante el uso de amortiguadores de variación continúa controlados electrónicamente, el sistema Adaptive Dynamics optimiza tanto el confort a baja velocidad como el control a alta velocidad, mientras que el sistema Configurable Dynamics permite al conductor personalizar los ajustes de rigidez de la suspensión, el peso de la dirección, la respuesta del acelerador y los cambios de marcha.

Tren de potencia

La gama de potentes y sensibles motores del F-TYPE incluye opciones de ocho cilindros con potencias desde 450 CV hasta 575 CV. Todos están asociados a una transmisión Quickshift de ocho velocidades con control manual total mediante el selector de marchas SportShift o las levas montadas en el volante. Todos los motores se fabrican en el Centro de Fabricación de Motores de JLR en Wolverhampton, Reino Unido.

El motor V8 sobrealimentado de 5.0 litros y 450 CV se ha desarrollado para ofrecer unas prestaciones aprovechables, utilizables y gratificantes: el par máximo de 580 Nm se genera a partir de 2.500 rpm. Disponible en el F-TYPE 75, este motor se ofrece con la opción de tracción total con Intelligent Driveline Dynamics o, para los puristas, con tracción trasera. Ambas incorporan un diferencial trasero electrónico activo para optimizar la tracción y permiten acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h.

Para unas prestaciones realmente excepcionales con cualquier tiempo y en cualquier tipo de carretera está el F-TYPE R75. Ofrecido exclusivamente con tracción a las cuatro ruedas, su V8 sobrealimentado proporciona 575 CV y un extraordinario par motor de 700 Nm: el sprint de referencia hasta 100 km/h tarda sólo 3,5 segundos, mientras que la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 286 km/h.

Todos los motores están equipados de serie con un sistema de escape activo conmutable. El característico crujido y chasquido en la aceleración, insignia del F-TYPE, se mantiene, con sonidos meticulosamente ajustados para adaptarse al carácter distintivo de cada modelo. Los filtros de partículas de alta eficiencia ayudan a minimizar las emisiones.

Aquellos que eligen un V8 se benefician de la función Quiet Start, que garantiza un sonido de arranque más sutil y refinado: las válvulas de derivación accionadas eléctricamente del silenciador trasero permanecen cerradas hasta que se abren automáticamente bajo carga, liberando el característico rugido que siempre ha sido fundamental en la experiencia de conducción del F-TYPE. Si se desea, Quiet Start puede anularse seleccionando el modo Dynamic o pulsando el botón de escape conmutable antes de arrancar el motor.

También te podría gustar...