En Tapalpa podrás probar borrego al pastor un suculento platillo repleto de sabor

Spread the love

¿Te imaginas una deliciosa carne de borrego cocinada al pastor? Sí, aunque no lo creas este platillo existe y en el estado de Jalisco son unos expertos en prepararlo.

Sí no has oído de este suculento manjar, aquí te contamos un poco. Para empezar, te damos algo de contexto. El borrego al pastor es un platillo típico de varios pueblos y municipios de la entidad, pero el que se sirve en el Pueblo Mágico de Tapalpa destaca por su irresistible sabor y modo de preparación.

El borrego al pastor de Tapalpa es una receta original de la cultura árabe, pero como todo buen platillo, fue perfeccionado en Jalisco. De acuerdo con los pobladores, la tradición de preparar la carne de esta manera surgió en tiempos de guerra, específicamente cuando los Cristeros eran perseguidos en México durante el gobierno de Plutarco Elías Calles.

Ante esta situación, tuvieron que refugiarse en la Sierra, donde tuvieron que aprovechar al máximo los pocos ingredientes que les proporcionaba la naturaleza: madera y borregos. Con solo estos dos elementos, los refugiados crearon su principal fuente de alimento y un platillo exquisito.

Después la receta se popularizó entre la población y para la década de los 50 ya era muy famosa en las cocinas de los jaliscienses y restaurantes de la región. Actualmente la preparación no ha cambiado mucho.

Quienes saben prepararlo, señalan que la receta original consta de dejar reposar la carne toda la noche con ajo, pimienta negra, garbanzo, mezclado con jugo de naranja agria o limón. Después se empala en varillas de metal para asarlo al calor de las brasas por varias horas. Al girarlos, esta delicia adquiere el aroma que solo la leña de encino de la campiña de la Sierra puede dar.

Aunque muchos locales señalan que el proceso de preparación de este platillo ha perdido un poco su magia debido al paso del tiempo y la llegada de turistas a esta región, existen varios tips para maridar y disfrutar al máximo el rico sabor del borrego al pastor, tal como dicta la tradición.

Primero hay que calentar el paladar con un delicioso chicharrón de borrego, que puede ir acompañado de guacamole y una bebida fría. Después viene la moronga, servida en tostadas e inmediatamente la carne, la cual debe estar doradita por fuera y suavecita por dentro. Para maximizar la experiencia hay que comerla con tortillas de maíz recién hechas.

Para finalizar, unos machitos que se sirven en taco, seguidos de un tradicional consomé calentito para cerrar con broche de oro.

No lo pienses más, escápate pronto al Pueblo Mágico de Tapalpa y deleita tu paladar con este platillo tradicional lleno de sabor y tradición.

También te podría gustar...