Diseño y nano bio tecnología, dupla perfecta para proteger y vestir a atletas mexicanos

Los Juegos Olímpicos de Tokio pasarán a la historia como los primeros en disputarse en medio de una pandemia y, por ello, las medidas de higiene y protección que tanto los atletas como el reducido equipo técnico que los acompaña llevan a cabo, deben cumplir los más altos estándares de bioseguridad, es decir, conjuntar las mejores prácticas, protocolos y tecnología disponibles para evitar la exposición a cualquier virus o patógeno que pudiera poner en riesgo su salud.

En la justa olímpica actual, los cubrebocas se han convertido en el accesorio más visible y necesario de los participantes, de ahí que el diseño, combinado con la mejor tecnología, se conviertan en la dupla perfecta para acompañar, proteger y vestir a los atletas.

Anticipando el rol relevante de los cubrebocas en cuanto a imagen y seguridad, Éviter, marca mexicana que basa sus productos sanitizantes en la nano bio molécula Nbelyax (única en el mundo y capaz de eliminar de manera efectiva, segura y sustentable los virus, bacterias, hongos y demás patógenos hasta por 72 horas), desarrolló en conjunto con Macario Jiménez y otros diseñadores un kit de bioseguridad total para las delegaciones olímpica y paralímpica mexicanas participantes en Tokio.

«Estamos orgullosos de poder apoyar a nuestros atletas, contribuyendo no solo a su protección, pues la efectividad de nuestros productos está avalada por organismos nacionales e internacionales, de ahí que su higiene está garantizada; sino también a su imagen, ya que los diseños que les entregamos fueron desarrollados de la mano de expertos para lograr la mejor combinación con sus uniformes», expresó Eduardo León, Director de Alianzas de Éviter.

Y es que se trata de la primera ocasión en la que el diseñador de modas Macario Jiménez contribuye al equipamiento de los atletas olímpicos, siendo el responsable de dar vida a la bolsa del Kit Bioseguridad para la transportación práctica y cómoda de los productos (Cubrebocas, jabón Biosalud, crema Biosalud y sanitizante de superficies) que acompañan a los atletas. “Para mi es un verdadero honor poder participar en este proyecto y buscamos brindar a los atletas un accesorio práctico que también represente el gran diseño que se hace en México”, comentó Macario Jiménez.

Por su parte, los cubrebocas fueron confeccionados con textiles lavables que incluyen la nano Bio Molécula Nbelyax® capaz de inactivar virus, bacterias y otros gérmenes; los diferentes modelos usan colores inspirados en la bandera nacional más el azul representando al color del imagotipo Tokio 2020. El arte combina armónicamente motivos folklóricos mexicanos llenos de colorido con los íconos deportivos en los que participan nuestros atletas.

Estos cubrebocas han sido el accesorio ejemplo donde se combina la innovación y tecnología desde el diseño y la ciencia. No es sólo un recurso para garantizar la seguridad personal, sino también simbolizan el continuar con hábitos de higiene personal, comodidad y alegría gracias al diseño.

Así, el kit de bio seguridad de los atletas olímpicos y paralímpicos se nutre tanto del espíritu nacional y la mejor nano bio tecnología para garantizar su seguridad y ser así el accesorio ideal para acompañarlos y protegerlos en Tokio.

También te podría gustar...