Moderatto pone la energía y el público se pone a bailar

Moderatto salió al escenario de la Curva 4 del Autódromo Hermanos  Rodríguez para ofrecer uno de los shows más energéticos de la banda. Abrió con la canción «No podrás», la cual fue ambientada con luces moradas, la cuales sirvieron como pretexto para la entrada de Jay de la Cueva que comenzó la velada.

El vocalista quien se caracteriza por su enjundia y glamour, tuvo tres cambios de vestuario y distintos cambios de guitarra en casi todas la canciones. En un inicio salió sin playera presumiendo sus largas horas en el gym, con un pantalón lleno de muñecos de peluche, lentes de sol y por supuesto su maquillaje que tanto lo identifica.

Con un público algo apagado durante las primeras rolas, para la cuarta canción, «Sentimental», los fans tomaron aire y el baile comenzó para acompañar este tema que ha marcado la carrera de Moderatto.

¡Malditos pecadores!, bienvenidos, los hemos extrañado mucho.  – Grito Jay de la Cueva, además de pedirles a los asistentes que les dierán energía para continuar con el show. Cuando estaba por interpretar la canción «Entregate» comenzó a lloviznar y para que esto no afectara hicieron un ritual junto con su público en donde decían: San Francisco labrador, quita el agua y pon el sol  y tuvo éxito, pues dejó de llover. Hubo un solo de batería y este fue muy aplaudido por el público.

Una hora después del inicio del show Jay dijo que sería la última canción que cantarían esa noche, esto lo hizo para que se sacudieran la hueva, pues se notaba cierta molestia al ver que el público no reaccionaba.

Posteriormente, conforme pasaban los minutos, Jay se bajo del escenario y arriba de la espalda de uno de los de seguridad comenzó a avanzar para saludar a su público para posteriormente subir a algunos de sus fans para que tocaran la guitarra y batería, siempre y cuando se supieran la canción, por supuesto con todas las medidas de seguridad y sanidad. Mariana, una de las ganadoras por los aplausos se llevo de regalo la guitarra que Jay tocaba y Lilo, otra chica se quedó en la batería mientras tocaban «Ya lo veía venir»

Las canciones más ovacionadas y esperedaras fueron «Mil demonios» iluminada por las luces de los celulares, «Quemándome de amor» y «Gracias» canción con la que cerraron el show. Con un total de 15 canciones y un poco más de 2 horas de música, luces, fuego, muchos fuegos artificiales, falsetes y su famoso grito «El detector de Metal»  Moderatto dio un show que quedará marcado en su carrera y en la memoria de sus fans, cabe destacar que el grupo que abrió el concierto fue «Wiplash», teniendo un gran recibimiento por parte del público en cada canción que terminaban de tocar. Además de cantarle las mañanitas al guitarrista  Adrian Toussaint, pues fue su cumpleaños.

 

También te podría gustar...