Día Internacional del Chef: Aniversario XVII que elogia a los artistas de la cocina

Comer es parte de un ritual sagrado que trasciende la subsistencia y el placer. Cada platillo que has probado en tu vida es único y no lo puedes negar. Esto tiene que ver, entre otros factores, con las habilidades técnicas, la experiencia de vida, pero también con el corazón y el alma de la persona que cocina los alimentos.  

 

El reconocido chef Thomas Keller expresó en su primer libro que “Una receta no tiene alma. Es el cocinero quien debe darle alma a la receta”. Es por ello que hoy, como cada 20 de octubre, festejamos a los chefs, artistas que dan alma y transforman las recetas en deliciosas obras culinarias.  

 

Hace 17 años se celebra el Día Internacional del Chef, la propuesta al merecido reconocimiento por su labor cultural y artística fue una iniciativa impulsada por la Asociación Mundial Culinaria (WACS, por sus siglas en inglés). Actualmente, esta red de chefs está comprometida en promover una alimentación sana en los niños de todo el mundo mediante talleres presenciales, aprendizaje en línea y videos en redes sociales. 

 

Este año, la celebración promueve el tema: Alimentos saludables para el futuro. “Es vital para nosotros enseñar a los niños sobre el impacto que tiene la producción y el consumo de alimentos en el medio ambiente”, declara Vanessa Marquis, presidenta del comité del Día Internacional del Chef.   

 

¿Cómo celebrar el Día Internacional del Chef? 

 

Rinde homenaje a los genios de platillos que no dejan de sorprendernos: 

 

  • Felicita a un amigo chef, en redes sociales o con una notita escrita a mano, recuerda que la intención es lo que importa. 
  • Visita tu restaurante favorito. Sin duda, un gran cumplido tanto para el chef como para tu paladar.   
  • Toma una clase de cocina. Hoy en día existe una gran oferta de clases y talleres virtuales que puedes tomar en la comodidad de tu casa y a cualquier hora.  
  • Asiste a festivales gastronómicos. Estos eventos pueden tratar de productos, alguna técnica culinaria, la gastronomía de una región y, en muchas ocasiones, incluyen conferencias o eventos que están a cargo de reconocidos chefs. 
  • Conviértete en el mejor chef para tu familia con una Nutrifryer: fríe, rostiza, hornea, deshidrata y más, de forma fácil y rápida. Reduce un 80% el uso de aceite gracias a su tecnología de aire super caliente.  
  • Prepara refrescantes y saludables bebidas de vegetales, frutas y semillas como jugos, licuados y batidos con un pulverizador de alimentos Nutribullet

 

Por cierto, sabes ¿quién es un chef? 

 

Existe la falsa creencia que toda persona que estudia gastronomía se convierte en un chef o viceversa. Pero esto tiene que ver más con el cargo, ya que un chef se dedica a organizar y coordinar el trabajo de una cocina. También le corresponde la ideación del menú, sugerencias, fichas técnicas y establece el costo de los platos.  

 

Ser un chef es un rango al que cocineros y aprendices aspiran, solo puede lograrse con trabajo duro y esfuerzo.  

 

También se les llama chef al cocinero de más alto rango, esto sucede con los chefs chocolateros, panaderos o reposteros.  

 

Las series en plataformas digitales y programas de televisión sobre cocina se han convertido en el escaparate de los retos, la habilidad, el proceso creativo y el toque personal de lo que implica ser un gran cocinero y un chef. Esto ha inspirado y motivado a que las personas se interesen por tener una mejor alimentación y se atrevan a crear recetas únicas.  

 

Expertos de la alimentación e increíbles historiadores 

 

Además de ser un experto en la comida, un chef es un estudioso de los ingredientes que han conformado históricamente sus emblemáticas creaciones. En el caso de la cocina mexicana, el mole es uno de los platillos más simbólicos de la cultura, una salsa que se ha transformado con el paso del tiempo y en manos de cocineros nacionales e internacionales.  

 

Y, cuando nos referimos a la cultura es a la ancestral, ya que hace poco tiempo se creía que el mole había surgido de la creatividad de una monja en el año 1685; sin embargo, su verdadero origen se remonta a la época de las culturas prehispánicas donde los indígenas mezclaron diferentes tipos de chile con semillas de calabaza, hierba santa y jitomate para crear una salsa a la llamaban “mulli”. La salsa se servía con carne de guajolote, pato o armadillo.  

 

Tras la conquista española, la fusión gastronómica modificó las recetas de los moles al integrar nuevos ingredientes como la pimienta negra, anís, canela, en el caso de las carnes se agregaron pollo, res y puerco. Hoy en día, existen versiones que tienen más 100 ingredientes. 

También te podría gustar...