Al menos uno de cada 10 de mexicanos padece la ERC

El dato es duro, pero es necesario decirlo en el marco del Día Mundial del Riñón: al menos uno de cada 10 habitantes en México padece alguna enfermedad renal, lo que nos debe alertar sobre los cuidados que debemos tener para prevenirlas, además de tener la mayor información disponible sobre los mejores tratamientos farmacológicos. Para el sistema de salud, también es un llamado de atención, por la alta carga al erario que este tipo de padecimientos representa.

En 2022, a pesar de que la población según datos del INEGI, ha aumentado a 129 millones de habitantes, la prevalencia de la enfermedad renal crónica (ERC) en diversos grados sigue siendo del 11%, lo que se traduce en alrededor de 13 millones de personas en México con este padecimiento. La causa principal de la aparición de ERC sigue siendo principalmente la obesidad, el tabaquismo, la diabetes mellitus, seguida por hipertensión arterial y glomerulonefritis, entre otras.

“La dispersión de la información sobre la ERC, nos puede ayudar a que los médicos en general estén mejor preparados y los pacientes y la sociedad civil también estén conscientes de las señales de alerta, se cuiden más y logren frenar el problema y tener una mejor calidad de vida”, indican la doctora María del Socorro Vital, adscrita al Servicio de Nefrología del Hospital Juárez de México (HJM), y el doctor José Guadalupe Cardona, nefrólogo certificado.

La Enfermedad Renal Crónica, significa que los riñones de una persona están dañados y no pueden filtrar la sangre como deberían. Este daño puede ocasionar que los desechos se acumulen en su cuerpo y causen otros problemas que podrían perjudicar su salud.

La verdad es que el daño renal se produce lentamente durante muchos años. Muchas personas no tienen ningún síntoma hasta que la ERC está muy avanzada. Los análisis de sangre y orina son la única manera de saber si usted tiene ERC.

A decir de los doctores Vital y Cardona, con datos disponibles de 2012, el 11% de la población mexicana tenía diversos grados de ER, y de estos, solo el 40% estaba detectado y el 60% no tenía ni siquiera diagnóstico, en otras palabras, seis de cada 10 personas, ni siquiera sabía que tenía ER.

Lo anterior ocasiona que el diagnóstico sea difícil, sobre todo porque en las primeras etapas no presentan sintomatología clara y, por tanto, el diagnóstico correcto se complica. Solo el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con un registro de los pacientes en etapa avanzada, estadio cinco, quienes ya tienen hemodiálisis y diálisis peritoneal.

Aunado a lo anterior, los médicos generales o de primer contacto -en la opinión de los expertos- aún no están lo suficientemente capacitados para detectar el problema. “A pesar de que hay 156 escuelas de medicina a nivel nacional, solo 25 tienen un curso de nefrología. Por eso, difundir el conocimiento es muy importante para que la población y el médico de primer contacto sepan y puedan actuar en consecuencia”. Comentan los doctores Vital y Cardona.

Por otro lado, ambos nefrólogos, aseguran que la alimentación del mexicano ha cambiado y eso también es un factor de riesgo, porque nuestra genética no se modifica y una alimentación inadecuada podría favorecer la aparición de: diabetes, obesidad e hipertensión, que son las primeras causas del daño renal crónico.

“Lo anterior no puede soslayarse, puntualizan los expertos porque, como se dijo anteriormente, la ERC constituye una carga socio sanitaria con la que no puede ningún sistema de salud en el mundo y nuestro país todavía menos, sobre todo por su sistema de salud fragmentado.

Además, México es el tercer país después de Estados Unidos y Japón en Prevalencia de ERC, lo que debería constituir una señal de alerta para la autoridad sanitaria.

Los principales factores de riesgo para la ERC, son la diabetes que es una enfermedad que suele dañar muchos órganos, entre ellos los riñones; las temperaturas elevadas que se presentan a consecuencia del cambio climático y que están provocando mayor pérdida de líquidos, lo que lleva a la deshidratación, y lo que agrava a quienes padecen la ERC”. Indican los doctores Vital y Cardona.

Trabajando por un fin común

Los doctores Cardona y Vital, hicieron mención de que tres de las más importantes asociaciones civiles de nefrología, como son el Colegio de Nefrólogos de México, el Instituto Nacional de Investigaciones Nefrológicas y la Asociación de Nefrólogos de México, están trabajando de la mano con el Poder Legislativo, con el objetivo de elevar a rango constitucional el registro de pacientes, lo que ayudaría a construir planes estratégicos para la detección oportuna y el seguimiento adecuado de las personas con ERC.

“El tener un registro de pacientes, es para nosotros una prioridad, y así debería serlo para la autoridad, por la afectación económica y de salud que está provocando la ERC. Tenemos que seguir trabajando en este problema, los nefrólogos queremos un país donde quien este afectado en su salud renal tenga la oportunidad de una vida con calidad y más años”, indican Vital y Cardona.

Una dieta adecuada y los cetoanálogos imprescindibles para lograr una mejor calidad de vida en los pacientes con ERC.

“Con los medicamentos adecuados y una dieta personalizada, es posible, sin duda, mejorar la calidad de vida de los pacientes. La dieta es fundamental para prolongar la vida de los riñones. Entre menos ingesta de proteínas menos trabajo para estos órganos. De hecho, tenemos publicados protocolos donde se ha comprobado que con dieta adecuada y los alfa cetoanálogos (Cetolan), se prolonga la función renal y se logra que la filtración glomerular se prolongue por más tiempo y la repercusión a órganos blandos disminuya”, afirman Vital y Cardona.

El alfa cetoanalogo -Cetolan, medicamento Fracción IV, que requiere indicación y receta médica, según explican los expertos, – está compuesto de moléculas de aminoácidos de proteínas, que son las que forman los músculos. Estas proteínas ayudan a disminuir la producción de urea y creatinina.

Para concluir, los médicos Vital y Cardona expresan: “La industria farmacéutica tiene un papel fundamental en el apoyo a los pacientes con ERC. Actualmente estamos trabajando con Laboratorios Columbia, un laboratorio mexicano que ha implementado dos programas de apoyo al paciente totalmente gratuitos”.

También te podría gustar...