Mamá: 5 consejos para reafirmar lo que eres

  • Este mes consiéntete a ti misma; dedícate tiempo, reconecta contigo y cuídate.
  • Celebrar a mamá no es cosa de un mes; es una labor de por vida.

 

Ser mamá es sinónimo de resiliencia, valentía, fortaleza y amor, virtudes que transmiten a sus hijos desinteresadamente. Sin embargo, ser madre también es una tarea compleja que implica dedicar una parte importante del tiempo en cuidar a otra persona, -especialmente en la primera etapa de vida – que depende por completo de ti y enfocar todos tus esfuerzos para que esté bien.

 

Sin embargo, es importante recordar que el bienestar de las y los hijos deriva del bienestar individual, por lo que Torongia tiene para ti, algunos consejos que te acompañaran en cada etapa de ser madre.

 

Date un espacio para adaptarte a tu nueva vida. Los primeros meses de la maternidad vienen de la mano de un proceso largo de adaptación, te enfrentas a cambios importantes de rutina, de sueño, del día a día mientras descubres las formas y te adaptas a tu bebé. Tu cuerpo también presenta cambios como la aparición de estrías, melasma y resequedad cutánea. Es importante mantener tu piel hidratada y consultar con el médico respecto a los productos que se pueden emplear para cuidarla.

 

Transforma el agotamiento físico en algo positivo para tu mente. Sabemos que el agotamiento físico puede ser una barrera para continuar con tu entrenamiento; sin embargo, puedes reconectar contigo misma a través de rutinas de bajo impacto como barré, yoga o caminata que puede darte espacios para meditar y respirar profundo y conectar con tus emociones.

 

Tu cuerpo es un templo. Hay que recordar que nuestro cuerpo es nuestro templo y debemos hónralo y respetarlo. Esto ayudará a fluir mejor en todas las actividades, mejorará el rendimiento y potencializará tu energía. Existen auxiliares que te ayudarán; uno de ellos es el thermogel para piel de naranja de Torongia, cuya textura permite la absorción del aceite esencial de toronja rico en vitamina C, E y bioflavonoides, ideales para mantener una piel firme y elástica previniendo la aparición de celulitis y mejorando la apariencia de la piel.

 

La paciencia es clave. Podrás descubrir las cosas que te sientan bien y aquellas que no tanto, pero la clave es tener paciencia.  Recuerda que la vida se trata de reconocer tus fortalezas y honrar tus procesos. Para brindar un mayor bienestar a los hijos, es importante estar bien en lo individual.

 

Cuida tu alimentación. Cuidarte desde adentro es cuidar también de tu bebé. Busca sabores que te gusten y que le hagan bien a tu cuerpo. Complace tus antojos con botanas sanas como pepinos con limón, jícamas con un poco de chilito, etc.

 

La etapa de ser madre durará toda la vida; en el transcurso, cuida de ti, de tu cuerpo y mente, y veras que se reflejará en todos los aspectos de tu vida.

 

Siempre es un buen momento para celebrar y sentirnos orgullosos de nuestras madres, pero aprovechemos este mes, para reconocernos a nosotras mismas, cuidarnos y consentirnos. Regálate un poco de tiempo para ti y descubre como te ayudará a consolidar el proceso de ser madre, que estará lleno de magia y sorpresas maravillosas.

También te podría gustar...