“La Huérfana: El Origen” una historia interesante pero carente de horror

Spread the love

Tras una larga espera, la precuela de la cinta de horror “La Huérfana”, llega a la pantalla grande para mostrar los orígenes de la “niña” Esther, aquel la pequeña huérfana que impactó a muchos aficionados del cine de horror y suspenso, y que una vez más tendrán la oportunidad de conocer cómo la pequeña Esther se convirtió en una manipuladora asesina.

La cinta se localiza algunos años antes de los eventos de la primera película, en donde Leena (Isabelle Fuhrman), una mujer adulta con cuerpo de niña, quien logra escapar de un manicomio para hacerse pasar por la hija desaparecida de una familia de Estados Unidos. Poco a poco, ella logrará ganarse la confianza de todos, pero su falsa madre poco a poco comenzará a darse cuenta que algo anda mal con la pequeña niña.

Durante la primera parte de esta nueva película, se retoman muchos elementos propios del suspenso que hacen eco con los de la primera cinta, en donde Esther utilizaba su falsa inocencia para engañar a la familia que la adoptó. De la misma manera, el suspenso se mantiene en la primera mitad de la cinta, con apenas unos cuantos momentos de horror, pero sobre todo, con mucho planteamiento.

Luego de esto, la cinta da un giro que probablemente no te esperarías. La protagonista se topa con una situación que la confronta con sus malas acciones y que de alguna manera genera empatía con el espectador, pues de un momento a otro simpatizas con el sufrimiento de Esther. Es con esto en donde la cinta cambia un poco de estilo, dejando un poco de lado las situaciones de horror y convirtiéndose en algo más como de suspenso y drama.

Probablemente ese giro tan inesperado decepcione a muchos fans del género de horror, pues este pasa a segundo plan para dar paso a una historia un tanto más interesante que de verdad explora los orígenes de la huérfana pero sin tener relación con algo paranormal, más bien la historia se enfoca en contar las acciones de una psicópata y la manera en que juega su rol.

Quizás lo peor de la cinta es lo mal que se puede ver la actriz Isabelle Fuhrman en diferentes momentos de la película, las escenas se ven falsas al querer aparentar que la actriz es todavía más pequeña de lo que es y quien, a pesar de poseer una apariencia infantil, tiene una gran diferencia con su contraparte de la primera película.

Finalmente, se puede decir con total seguridad que la cinta es entretenida y cumple con el objetivo de ser una historia que verdaderamente explora los orígenes de la huérfana pero que se aleja un poco de tu estilo de horror para explorar una nueva manera de contar la misma historia pero a través de muchos otros elementos.

También te podría gustar...