19% de mexicanos está dispuesto a comprar su auto en línea

Siete de cada 10 mexicanos se apoyan de Internet para comprar un automóvil, ya sea para comparar precios, consultar los modelos existentes en el mercado u otro tipo de información, de acuerdo con una encuesta realizada por MercadoLibre.

“Cada vez hay más apertura por parte de los ciudadanos y la pandemia sin duda, agilizó esa transformación digital que ahora continúa”, subraya Ken Charles, Director Digital de BitCar, plataforma mexicana de arrendamiento vehicular en línea para personas físicas que integra tecnología de última generación y busca resolver las necesidades de movilidad en México, quien destaca que 19% de los cibernautas mexicanos compraría un auto en línea de acuerdo con el estudio Entorno competitivo de la industria automotriz por Internet en México´ realizado por la compañía de análisis de marketing en Internet, Comscore.

El uso de la web para comprar y consultar información relativa a autos se ha incrementado en los últimos tres años. Actualmente, el 94% de los consumidores realiza búsquedas online y cada vez menos personas visitan un concesionario, aunque esté muy próximo a su domicilio, esto en mercados emergentes según el XIII informe anual Cars Online, elaborado por la consultora Capgemini.

“Aunque con la pandemia se vieron cambios acelerados en los usos y hábitos de los consumidores en línea, muchos cibernautas han seguido mostrando escepticismo, especialmente dudas con respecto a la seguridad”, explica Ken.

En 2021 crecieron 54% las quejas a la Condusef por el delito de robo de identidad y prevalece como uno de los fraudes más preocupantes para los y las mexicanas; así como para las propias empresas e instituciones bancarias y financieras.

“Desde que iniciamos operaciones con BitCar, al tratarse de una plataforma para arrendar un auto de manera 100% remota, la seguridad fue una de nuestras prioridades. Contamos con varios filtros para garantizar la seguridad durante todo el proceso de contratación del servicio de arrendamiento: hacemos una validación biométrica, con varias pruebas vía celular y en la parte contractual, la cual también es digital, contamos con tecnología de blockchain, que permite firmas electrónicas avanzadas, sumamente seguras”, aclara Ken, quien agrega que además hay formas en las que un usuario puede identificar si una página es o no fraudulenta.

“Un cibernauta puede saber si está navegando en una web de confianza con varios elementos: que se trate de una página de internet segura con “https” en la url y si no tiene un candado en la barra de direcciones, entonces no es una web segura. Por otro lado, nunca se debe solicitar información bancaria como claves y, en tercer lugar, se pueden leer las recomendaciones y reputación del sitio”, detalla Ken.

La protección de los datos personales es otro motivo de preocupación. “Debido al contexto actual de falta de inventario, en muchas ocasiones te condicionan la entrega de un auto a la adquisición mediante cierto producto financiero que ofrece el distribuidor automotriz. No sólo el cliente pierde flexibilidad, sino que se ve obligado a visitar varios distribuidores para encontrar un vehículo que tenga las condiciones de tiempo de entrega y financiamiento que esté buscando. Esto puede implicar que el cliente tenga que entregar su información personal –identificación oficial, comprobantes de domicilio e ingresos, entre otros- en varias agencias y a muchas manos diferentes”, cuenta Charles quien añade que adicional al riesgo de que la información tenga que pasar por varias personas, el ingresar múltiples solicitudes de crédito o arrendamiento, puede disminuir la calificación del cliente y como resultado, obtener peores condiciones o incluso rechazos a sus solicitudes.

“En el caso de una propuesta como la nuestra, el cliente sólo debe ingresar la documentación personal una única vez a través de la plataforma y tiene la certeza de que encontrará el auto que busca, ya que tenemos opciones multimarca”, explica el director digital de BitCar.

La crisis sanitaria también fue un acelerador digital para empresas de larga trayectoria. “Ya habíamos iniciado con la digitalización desde antes de la pandemia, aunque con ésta, indudablemente hubo una aceleración. Hoy en día cerca del 25% del arrendamiento es en línea, pero coexisten ambas modalidades, la presencial tradicional y la remota”, cuenta Mauricio Medina, director general de TIP México, arrendadora con más de 25 años de trayectoria especializada en arrendamiento para empresas, que está detrás del lanzamiento de la plataforma BitCar.

Mauricio considera que es esencial adaptarse a los nuevos hábitos, pero sin descuidar el servicio para aquellos que prefieren canales tradicionales de venta. Al respecto, la consultora Deloitte, publicó un informe en el que indica que ambas modalidades de venta, la física y la digital, se complementan y tendrán que ir de la mano con las estrategias de negocio de las organizaciones.

Por su parte, Ken Charles destaca que los servicios digitales son clave antes de realizar la compra para hacer comparativas, mientras se realiza la contratación del servicio, pero también en la post venta, ya que permiten dar continuidad a las necesidades del cliente, sobre todo al tratarse de arrendamiento.

“El usuario está más informado que nunca y sabe lo que quiere. Por eso, hoy en día cuando ofrecemos un servicio o producto en línea es fundamental darle el control al usuario, que sea él quien decida las opciones. Al poner en el centro del desarrollo del sitio web al usuario, tienes mayor probabilidad de éxito”, agrega Charles.

Durante el 2021, el ecommerce en México creció 27% con respecto al 2020 y alcanzó un valor de 401,000 millones de pesos, según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO). Por tercer año consecutivo, el crecimiento ha sido imbatible, y México está en el top 5 entre los diferentes países del mundo con mayor volumen de negocio en línea.

Con un potencial de crecimiento enorme, actualmente más de 88 millones de mexicanos y mexicanas -de los más de 130 millones que constituyen la población total- tienen acceso a Internet tal y como refleja la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2021. Aun así, el número de usuarios de pagos digitales en el país podría ser muy superior. Datos de Statista estiman que este año cierre con un total de 46,6 millones de usuarios de pagos digitales.

Además de la seguridad, entre los principales frenos a la expansión en la contratación de servicios y compra de productos en línea está la escasa bancarización, la cual alcanza al 49,1 % del total de adultos de 18 a 70 años del país con datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021 del Inegi. Por otro lado, según un estudio realizado entre abril y junio de 2022 por Akamai Technologies, empresa enfocada en seguridad digital y soluciones en la nube, 61% de los consumidores digitales en México utiliza banca online.