¿Cómo limpiar efectivamente el interior de tu auto?

Si no quieres que tu auto sea parte de la estadística que señala que el interior de los vehículos posee más bacterias y gérmenes que un WC, esta información te interesa.

En México, 7 de cada 10 personas propietarias de un vehículo lo lava una o más veces a la semana, regularmente en autolavados, pero a pesar de que quedan relucientes a simple vista, el contacto de las superficies con paños y aditamentos sucios- que habitualmente no son desinfectados-, y el agua tratada -que contiene múltiples bacterias y virus-, dejan el interior de tu vehículo plagado de gérmenes que ponen en riesgo tu salud.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Aston en Inglaterra señaló que las zonas de los autos que poseen más bacterias que un WC son: el botón o ranura de arranque, los asientos, la palanca de cambios y el tablero.

Si bien el volante también es una zona contaminada, el uso frecuente de sanitizantes de manos derivado de la contingencia sanitaria por COVID-19, favoreció a que las lecturas no fueran tan elevadas, lo que invita a repensar los mecanismos de higiene profunda al interior de los vehículos.

“En los autos encontramos diferentes bacterias, como las provenientes del excremento de humanos y animales; Salmonella y E. Colli. También hay hongos, esporas, ácaros y muchos virus, que no sólo ponen en riesgo la salud, sino que incluso pueden generar mal olor”, señaló el Dr. Mario Martínez, director médico de Éviter, empresa mexicana de sanitización basada en nanotecnología.

Para que la próxima vez que recojas tu auto del lavado te asegures de no llevar contigo más gérmenes de los que tenías inicialmente, te recomendamos implementar un sencillo protocolo de higiene:

1. Rocía sanitizante de uso directo en todas las superficies. Éviter cuenta con opciones de nebulización o de aspersión directa que son muy fáciles de aplicar y no son tóxicas. Además de que tienen un amplio espectro de protección que dura hasta por tres días y no son corrosivas, así que no hay riesgo de dañar los interiores de tu automóvil.

2. Limpia el tablero, volante, arranque y palanca con productos no corrosivos. No uses alcohol, cloro o limpiador de pisos, ya que pueden dañar irreversiblemente los acabados.

3. Si es posible, ventila el auto lo suficiente para evitar que se acumule la humedad y no promuevas el crecimiento de hongos.

4. Sanitiza tus manos antes y después de usar tu auto.

Para que mantengas limpio y libre de gérmenes el interior de tu vehículo, te recomendamos:

1. Asegurarte que el filtro de aire esté en buenas condiciones. Si no lo has cambiado o limpiado recientemente, es mejor no usar el aire acondicionado ya que, al activarlo, ingresarás mucho polvo a tu auto y lo contaminarás.

2. Procurar no fumar, ni consumir bebidas o alimentos en el interior de tu vehículo. Si lo haces, protege las vestiduras y abre las ventanas para que los olores no se impregnen.

3. Si viajas con mascotas, asegúrate de contar con fundas especiales para proteger las vestiduras no sólo de que sean rasgadas, sino que se ensucien de saliva, restos de excremento u orina, así como pelo, descamación de su piel y ácaros. Lava y desinfecta los protectores con frecuencia.

4. Si viajas con niños, asegúrate de que sus sillas de seguridad estén libres de residuos corporales o de alimentos.

5. Evita subir los pies al tablero o a los asientos.

6. Si vives en zonas calurosas, el sudor también ensucia y promueve la contaminación de las vestiduras, así que mejor usa fundas protectoras que puedas lavar y desinfectar.

7. Siempre ten a la mano una bolsa de basura y cámbiala con frecuencia.

8. No te subas con los zapatos o ropa sucia. Si vas a estar en contacto con lodo, polvo o grasas, ten a la mano una muda de ropa para que te cambies al usar tu vehículo.

Éviter posee un amplio portafolio de sanitizantes nano particulados que son completamente efectivos en la eliminación de más de 50 patógenos entre virus (incluidos el SARS CoV2 e influenza), bacterias, micobacterias, hongos y esporas.