¿La romperá DC en 2023?

Está por iniciar 2023, año clave para que Warner-DC termine un ciclo y reinicie otro, ahora bajo la presidencia de James Gunn (sí, el director de la trilogía de “Guardianes de la Galaxia” de Disney-Marvel) y el ejecutivo, Peter Safran, quienes harán un reboot total a la continuidad de los súper-héroes de DC intentando crear una estructura “marvelita”, es decir, encadenar varios filmes rumbo a un final que aglutine a sus principales figuras en contra de un temible enemigo (agradeceríamos que no retomen la comedia barata de las cintas de Marvel). Pero para llegar a ese momento es necesario que Warner-DC estrene sus tres producciones pertenecientes a la anterior ¿continuidad?, “Shazam 2”, “The Flash” y “Aquaman 2” para decir adiós a histriones como Ben Affleck, Gal Gadot, Jason Momoa, además del recientemente despedido “Superman”, Henry Cavill, sin olvidar a Dwayne Johnson, quien fracasó como “Black Adam” en la película homónima.

 

Así que todo iniciará de nuevo para 2024, sin embargo, Gunn y Safran presentarán a inicios de 2023 las futuras películas que ahora serán cobijadas por la marca, DC Studios, incluida la sobreviviente de la pasada ¿continuidad?, “Blue Beetle”. Entre varios rumores que se han filtrado en medios web destaca la posible aparición de un “Superman” más joven, casi saliendo de la adolescencia y el regreso de Momoa, no como el rey de la Atlántida sino como el fulgurante anti-héroe, “Lobo”, uno de los personajes favoritos de Gunn. Y aunque éste último ha dicho que el “Batman” de Robert Pattinson permanecerá en su propio “universo” y no se cruzará con las nuevas historias, ese bonito recurso llamado “multiverso” es demasiado tentador como para que a final de cuentas “Batinson” arribe al “universo Gunn”.

 

Del mismo modo, Gunn, quien parece ser adicto a las redes sociales, aseguró a través de Twitter que el “Joker” de Joaquin Phoenix también se mantendrá dentro de su propia continuidad mientras que las producciones de Gunn emprendidas con DC, “Peacemaker” y “Escuadrón Suicida” serán también reiniciadas, por lo que Margot Robbie podría decir adiós a su alocada “Harley Quinn”. Sin embargo, y a pesar de los embates de los fans tóxicos que desean mantener a Cavill, Gadot y Affleck, Gunn y Safran lucen decididos a reiniciar todo el “Universo DC”.

 

Ya sea que ames u odies a DC, los diversos anuncios que se han hecho hasta el momento han sido tendencia durante varios días, demostrando el poder de los paladines de esta compañía, auténticos pesos completos en la industria del entretenimiento. De hecho, esa fijación del cine actual sobre encadenar filmes en fases como lo decidió el titular de Marvel Studios, Kevin Feige, parece más una obsesión de los fans que de una compañía como Warner. Si algo le ha funcionado a DC en cine es no cruzar a sus héroes, dándoles un desarrollo en su propia “existencia”, como sucedió por años con los diversos “Batman”, el “Superman” de Christopher Reeve, la “Wonder Woman” de Patty Jenkins, el “Joker” de Todd Phillips y el “Aquaman” de James Wan.