Curiosidades que no sabías acerca del klingon

La ciencia ficción nos ha acompañado desde tiempos inmemorables para ayudarnos a imaginar y escapar hacia una realidad no tan lejana de la nuestra, llena de universos paralelos, aliens, robots, tecnología increíble y viajes en el tiempo. Con orígenes que datan del siglo II e influyendo en épocas como la Revolución Científica, el Renacimiento y el Modernismo, la ciencia ficción evolucionó para convertirse en un género independiente dentro de las artes, representado en los libros de Isaac Asimov, las pinturas de H.R. Giger, los discos de David Bowie y, por supuesto, películas y series de televisión como Star Wars y Star Trek.

Esta última no solamente utilizó los constructos fantásticos de los mundos intergalácticos, los seres alienígenas, así como los viajes en el tiempo y espacio dentro de sus narrativas, sino también el aspecto humanista para retratar a una unión de razas, credos e idiomas trabajando en armonía. Esto dio origen a uno de los idiomas ficticios más queridos y reconocidos por fans, lingüistas y hasta antropólogos: el klingon.

En conmemoración del Día Mundial de la Ciencia Ficción, celebrado cada 2 de enero, Duolingo te comparte algunos datos curiosos acerca de este complejo y fascinante idioma, mismo que puedes aprender y practicar dentro de su app:

  • El klingon fue creado en 1979 por el reconocido lingüista Marc Okrand, especialista en idiomas de indígenas norteamericanos, el productor Jon Povill y el actor James Doohan, el mismísimo “Scotty” de la tripulación de la nave Enterprise. Se necesitaba un dialecto con sonidos “extraños y guturales, pero terrenales” para la civilización de los klingon, que se introduce en la primera adaptación al cine de la famosa serie.

 

  • El klingon tiene 21 consonantes y cinco vocales. Para pronunciarlo correctamente, se tienen que emplear las consonantes de manera retrofleja y uvular, con un mayor énfasis en la respiración y la dureza de algunas de las consonantes. Por ejemplo, pronunciar la “r” como un rugido de león, o la “h” como en “Bach” pero más marcado.

 

  • Si una vocal o consonante está escrita en mayúscula, debe llevar el acento al pronunciarse, aunque no esté al principio de la palabra o haya más de una. Esto también separa al idioma de otros, pues no tiene solo un acento contundente en una palabra.

 

  • Para armar una oración en klingon, el orden más común es el de “objeto-verbo-sujeto”, justamente la inversa exacta de cómo hablamos típicamente en español.

  • Se han adaptado versiones enteramente en klingon de clásicos de la literatura como Un Cuento de Navidad de Charles Dickens y Hamlet de William Shakespeare.

 

  • De acuerdo con el libro In the Land of Invented Languages, de la lingüista Arika Okrent, habría casi 30 hablantes fluidos de klingon en el mundo. Sin embargo, al término de 2021, se registró una cantidad de entre 50 y 60 hablantes fluidos, amplificado por el creciente fanatismo por la serie y la ciencia ficción en general, plataformas como Zoom o Discord y el curso de Duolingointroducido en 2018.

¿Estás listo para ir valientemente a donde ningún humano ha ido antes? Inicia los propulsores al máximo y empieza a aprender klingon en el Día de la Ciencia Ficción con ayuda de Duolingo, disponible gratuitamente para iOS, Android y web. Para acceder a los cursos del idioma klingon, deberás configurar la app en su modalidad en inglés.