«Babylon» nos muestra el lado más extravagante del cine de oro en Hollywood

Este fin de semana llegará a la cartelera mexicana “Babylon” dirigida por Damien Chazelle, director de películas como La la land: la ciudad de los sueños  (2016) o Wishplash (2014) con un reparto en el que se encuentra Margot Robbie y Brad Pitt así como el mexicano nominado al globo de Oro Diego Calva, quienes darán vida a algunas estrellas del cine de los años veinte de Hollywood, personajes creados a partir de una recopilación de los mismos, tal es el caso de la actriz Clara Bow, considerada como la actriz más popular del cine mudo, y en este film la inspiración para crear a Nelly LaRoy  el personaje de Margot Robbie.

Babylon es una película ambientada en 1920, cuando el cine mudo era la luz del entretenimiento y el comienzo de una nueva era para la industria, es en estos años donde conoceremos a Many Torres (Diego Calva) un joven mexicano que se encargará de llevar un espectáculo hasta la mansión de un rico productor de Hollywood y su exótica fiesta, lugar al que la atolondrada Nelly LaRoy arribará, colándose con la ayuda de Many.

En este evento también se encuentran las figuras más icónicas del medio, entre ellas Jack Conrad (Brad Pitt) la estrella más famosa del mundo y un total rompecorazones, la fiesta trascurre mientras Many y Nelly comparten cocaína en uno de los recónditos del lugar, afuera la música, el baile y los excesos son lo cotidiano de aquellos escenarios. Sin embargo, ese será el día que cambiará por completo sus vidas, pues Hollywood los tragará y escupirá luego de exprimir lo mejor de ellos.

La película narra el ascenso y descenso en la carrera de algunas de las figuras más importantes de la época, con un retrato paródico y sarcástico de lo que fue el nacimiento del cine de fondo, la transición del silencio a lo que hoy en día conocemos, del mismo modo veremos cómo esta revolución afectará a cada uno de los personajes que conforman la historia, músicos, directores, ayudantes de producción, periodistas, etc.

Uno de los aspectos destacables de la película son la fotografía, así como la música, pues son el vehículo adecuado que nos lleva hasta esa era, guiándonos a través de las emociones, y las sensaciones que Babylon nos regala, más allá de las grotestas imágenes en las que su director nos invita a mantenernos a la expectativa de que sucederá a lo largo de sus poco más de tres horas de duración.

Así que, si eres del tipo del público que ama lo atrevido del cine y sobrepasar los límites de lo prohibido, seguro Babylon será un refresh de entre lo clásico y popular, aunque por otra parte el filme termine siendo víctima de su propia representación, pues al tratar de englobar muchas historias, resulta en una enredada tragicomedia que bien pudo abarcar menos tiempo, pero que para su director fue el necesario para provocar todo aquello que este film te dejara entre ceja y ceja.