¿Es posible predecir el comportamiento del mercado bursátil a partir de las emociones colectivas? La ciencia dice que sí

Spread the love

**Una nueva investigación sugiere una correlación directa entre las emociones colectivas y el comportamiento bursátil.
**Utilizando tecnología que mide las emociones es posible predecir la dirección de los índices bursátiles en más del 50% de las veces.
**De 2020 a 2022, las cuentas en casas de Bolsa en el mercado mexicano crecieron en un 292%, demostrando el interés de los mexicanos en inversiones bursátiles.

La emoción es enemiga de lo racional y, cuando se trata de inversiones, lo racional es lo que cuenta. Así es como funciona la lógica tradicional de los libros de texto: las emociones nublan el juicio , haciendo a las personas inconscientes de los riesgos, impetuosos e imprudentes.

Una reciente investigación sugiere que esto es solo parte de la historia, y que las emociones «sociales» con respecto a un tema en particular (por ejemplo, la economía) en realidad ofrece información procesable sobre las decisiones de inversión y, en última instancia, las valoraciones.

La investigación fue realizada por los especialistas en optimización de la empatía basada en datos, Delta Analytics BV, que en colaboración con la agencia de relaciones públicas LatAm Intersect PR miden y comparan emociones discretas en la sociedad con respecto a problemáticas particulares. En México, por ejemplo, el 2022 fue un año caótico para las criptomonedas, con el colapso de Terra, la quiebra de Celsius, la implosión de FTX, la caída histórica de BTC, aunado a la inflación histórica, llevó a que en las noticias predominarán las emociones relacionadas con sorpresa y miedo, las cuales no tardaron en percibir los inversionistas. “Las primeras dos semanas tras el quiebre de FTX fueron la mayor montaña rusa en el mercado mexicano de criptomonedas”, señala Roger Darashah, cofundador de LatAm Intersect PR.

De acuerdo con el experto, las percepciones impulsan las acciones, definidas éstas no solo por el segmento objetivo prescrito, sino por la sociedad en su conjunto, independientemente si el producto está diseñado o destinado a esta comunidad más amplia. “En efecto, la sociedad define el significado y no el dueño, por lo que suponer lo contrario es inútil. Aplicamos este enfoque en múltiples problemas y países para tratar de identificar el significado, y más específicamente, las emociones que las sociedades asocian con un tema determinado”.
En conjunto con investigadores de la Escuela de Negocios INSEAD, se desarrolló Associative HyperSearch™ , una tecnología para identificar, rastrear y registrar asociaciones emocionales en dos tipos de contenido público: la Web y noticias en línea, aplicadas a una variedad de temas – desde la política hasta el medio ambiente, con el propósito de medir el clima emocional en un periodo determinado.

Así, ambas organizaciones han aplicado esta tecnología a los datos del mercado de valores local, para evaluar el grado en que las emociones colectivas y sociales podrían vincularse con los movimientos de precios. Los resultados son presentados en los informes ECR. Los cuáles rastrean emociones discretas (o las que se consideran“representativas”) como el miedo, la ira y la felicidad (nueve en total, según lo definido por diversas teorías de emociones discretas), convirtiéndolas en valores numéricos a través de un algoritmo patentado. Al aplicar este enfoque al mercado bursátil, los valores numéricos de las emociones discretas asociados a un tema particular se consolidan en un número único, comparable al valor de un índice bursátil.

“El tema que elegimos fue la ‘economía’ para el cual se generaron estos ‘compuestos emocionales’ cada mañana, mucho antes de la apertura del mercado de valores. En nuestro primer experimento: para el índice BOVESPA de Brasil nuestro objetivo era determinar cualquier correlación entre el precio de apertura de cada día y las emociones expresadas públicamente en torno al tema de la economía del país, como se refleja en nuestro número compuesto emocional diario”, continúa Roger.

Continuando con esta metodología, pero ahora en el mercado mexicano, durante noviembre y diciembre de 2022, los datos del compuesto emocional fueron publicados cuatro horas y media antes de la apertura del mercado mexicano S&P BMV IPC y predijeron correctamente la dirección del índice más del 60% de las veces.

De acuerdo con Darashah, con esto, se revela una especie de ‘infra-racionalidad’, que al igual que su equivalente de onda de luz puede ser invisible a las medidas convencionales, pero está presente de todos modos. Hoy en día, los mercados son tan eficientes y altamente regulados que tratar de basar las decisiones de inversión únicamente en información o conocimiento del mercado patentado es inútil y potencialmente ilegal. La información es demasiado fluida, ya que, a largo plazo, los mercados son simplemente demasiado eficientes. Debido a esto, la investigación sugiere que podría existir una correlación entre las emociones colectivas y el mercado de valores.

El experto señala que el análisis inicial de los índices en México y Chile sugieren que son más susceptibles a la información e influencias más allá de sus respectivos mercados de origen – lo que se debe probablemente a la proliferación del idioma español.

“Estamos solo al comienzo de nuestra investigación. También hemos encontrado indicios de correlaciones entre los compuestos emocionales y los índices bursátiles hasta más de cinco días después, con emociones específicas e individuales. Nadie puede negar el poder e influencia de las emociones en nuestra vida diaria, ya que representan la esencia misma de la humanidad. Entonces, ¿por qué la emoción sería enemiga del inversionista racional que, en última instancia, solamente busca interpretar y predecir lo mismo?”, concluye Roger.