La eterna adolescente el segundo largometraje de Eduardo Esquivel, concluye su rodaje en Guadalajara

Spread the love

Después del éxito de su primer largometraje documental, Las flores de la noche –codirigido con Omar Robles Cano– Eduardo Esquivel terminó la filmación de su primera ficción, La eterna adolescente.

«Venir de hacer cine documental me permitió profundizar en los procesos creativos de la ficción, siempre con una mirada que se nutrió de lo real. Pienso que experimentar ese vértigo real y personal terminó por construir una historia y un poderoso trabajo escénico que transforma el dolor y las tristezas en brillantina.» comenta Eduardo Esquivel.

Producida por Omar Robles CanoJulia Cherrier y Carlos Hernández, la película concluyó su rodaje en Guadalajara; donde se filmó casi en su totalidad, pues también tuvo locaciones en Manzanillo y Toronto.

En este nuevo filme, Eduardo Esquivel continua el trabajo que empezó con el cortometraje Lo que no se dice bajo el sol (57ème Semaine de la Critique Morelia -Festival de Cannes y Prix Révélation- Cinelatino Rencontres Toulouse) en el cual observa con mucha sensibilidad las interacciones familiares a través de sus personajes femeninos, observando su cotidianidad, contradicciones y anhelos.