Yuri hace bailar al Auditorio Nacional

Spread the love

Por Mariana Vázquez

La jarocha más jarocha del mundo, Yuri, hizo bailar y sufrir a sus cerca de 10 mil fans que llenaron el Auditorio Nacional de la Ciudad de México. La legendaria intérprete lució a raudales con su poderosa voz, apta para baladas y pop e incluso música religiosa. Así, el concierto inició en punto de las 20:40 horas con la canción Este es mi chico.

El júbilo de los presentes animó a la veracruzana quien como un torbellino dio rienda suelta a su talento con Esperanza, Dame un beso (ocasionando la locura entre sus más veteranos seguidores), Amiga mía, Ya no vives en mi con Carlos Rivera, quien apareció en la pantalla del Coloso de Reforma.

Prosiguió con sus éxitos ochenteros como Qué te pasa, Déjala, Espejo, Yo te pido amor, Detrás de la ventana. Sorprendió al público con una gran cantidad de cambios de atuendo, casi como si extrajera uno nuevo para cada tema.

Yuri continuó con Este amor no se toca, Todo mi corazón, y Quién eres tú. Volvió a causar la hilaridad del respetable ya que subió al escenario a un twittero con el que departió de manera jocosa. Luego, el rugir del montruo de mil cabezas se hizo sentir para interpretar con ella las melodías Es ella más que yo, Cuando baja la marea e Invencible, este último tema explicó que se lo dedicó a Dios por darle valor para salir adelante.

Continuó con la icónica, Maldita primavera, para luego dar paso a un grupo de mariachis con quienes cantó Costumbres, Fue un placer conocerte (con Carin León, que la acompañó desde la pantalla) y Llorar con Lucero, tambien a través de la pantalla.

Después de despedir a los mariachis, la jarocha interpretó Tiempos mejores, Vive, Al final, Como tú, Ay amor y El triste. Para ese momento ya habían corrido las dos horas de concierto.

La velada finalizó a todo vapor con Hombres al borde de un ataque de celos, Baile caliente, La bomba y Con el apagón.