Modelos compra ahora, paga después y otras tendencias tecnológicas que definirán las compras en 2024

Spread the love

En un mundo cada vez más digital, pero donde las experiencias físicas han tomado un nuevo matiz luego de la pandemia, el consumo ha tenido un año significativo. Sin duda, el 2023 marcó un hito en la adopción de nuevas tecnologías que están transformando la forma en que las personas compran, al tiempo que delinearon nuevas alternativas de negocio para las tiendas físicas y online en México.

Al proyectarnos hacia el futuro, el 2024 promete ser un año clave, con algunas tendencias tecnológicas que seguirán redefiniendo la experiencia de compra y venta. Desde el boom de los marketplaces, la experiencia en tienda física, el comercio electrónico, así como las formas de pago, nos acercamos a una nueva era del consumo, cada vez más marcada por modelos híbridos y personalizados que nos llevarán, por ejemplo, a que las ventas digitales representen el 20% del retail global para el 2024, mientras que en México alcanzan ya el 13%, con crecimientos anuales del 23%”, explica Angel Peña, cofundador y CEO de Aplazo.

Bajo esta perspectiva, el experto comparte 3 tendencias tecnológicas que transformarán las compras el próximo año en el país:

1. La consolidación del phygital omnicanal

Durante 2023 se delineó una simbiosis clave en las compras que mezcla lo físico y digital, también conocida como phygital. Esta tendencia impulsará a los negocios en 2024 a adoptar estrategias que integren de manera sinérgica sus operaciones en línea y fuera de ésta, creando una experiencia de compra mucho más cohesionada.

Así, la implementación de tecnologías que favorezcan la omnicanalidad permitirá una interacción fluida, ya sea en tiendas físicas, sitios web o apps, brindando una mayor economía y seguridad tanto para los negocios como para los clientes. Algunos datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) revelan cómo el 85% de los consumidores prefiere tocar y sentir su artículo antes de comprarlo, mientras que el 82% prefiere investigar por internet acerca del mismo, pero concluir su proceso de compra en la sucursal.

2. Evolución fintech y pagos digitales 

Las fintechs han transformado radicalmente el panorama financiero con una evolución dinámica a partir de servicios basados en la tecnología, flexibles y rápidos. En 2023 este ecosistema tuvo un crecimiento importante del 26% con respecto al año anterior, con más de 1,350 startups en México, según revelan análisis de Finnovating y datos de Finnovista. Estas startups abarcan una amplia variedad de áreas, desde pagos digitales hasta plataformas de inversión y préstamos en línea, con modelos empresa-empresa y empresa-consumidor.

Por todo ello, las fintechs seguirán impulsando la inclusión financiera, lo que a su vez impactará aún más en la popularización de los pagos digitales en 2024, como las transferencias SPEI y las transacciones por código QR (CoDi y otras opciones), con crecimientos anuales del 13%, de acuerdo con el reporte “The Real-Time Payments World Map”. Si bien el uso de efectivo sigue siendo el método predilecto para el 71% de la población, los pagos electrónicos tienen una gran ventana de oportunidad para el próximo año, principalmente debido a su seguridad, inmediatez y disponibilidad.

3. “Compra ahora, paga después”: auge de los plazos

La tendencia “compra ahora, paga después” (BNPL, por sus siglas en inglés) ha irrumpido con fuerza este año, brindando a los consumidores una alternativa flexible y transparente para adquirir productos y servicios en canales físicos y/o digitales sin la necesidad de contar con tarjetas de crédito tradicionales. Esto en un contexto en el que sólo el 37% de los mexicanos tiene acceso al sistema de crédito, acuerdo con información del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), al tiempo que la modalidad BNPL creció 31% en 2023.

Así, en 2024 la tendencia BNPL mantendrá un crecimiento crucial, al ofrecer a negocios y usuarios una nueva forma de adquirir bienes mediante parcialidades como Aplazo, que además conlleva transacciones más seguras, donde la autorización de la compra se puede dar a través de la aplicación móvil por el consumidor, sin necesidad de registrar una tarjeta bancaria en la tienda en línea o presentarla en el establecimiento donde se desea comprar.

En conclusión, el 2024 se perfila como un punto de inflexión en la forma en que los mexicanos interactúan con la tecnología financiera y abordan sus compras en canales tanto online como offline. Desde el auge de los plazos BNPL y la consolidación del modelo phygital omnicanal hasta la la oferta de las fintechs en formas de pagos, estas tendencias reflejan un cambio continuo hacia experiencias de compra más personalizadas, seguras y adaptadas a una era cada vez más marcada por los beneficios de las soluciones digitales.

También te podría gustar...