Ibraina, la moda con espíritu pampero

La marca de pret-à-couture Ibraina, de la mano de su creador, el diseñador argentino Fabio Toñánez, presenta una nueva colección integrada por 30 prendas que van desde vestidos largos, cortos y de dos piezas en una paleta en tonos nude, blanco, dorado; contrapuestos con colores sólidos como el negro.

Desde que la firma fue creada, hace más de cinco años, Ibraina se ha inspirado en las mujeres emprendedoras, decididas y con convicciones; características del empoderamiento femenino consideradas por su fundador como un distintivo de las mexicanas. Con esa premisa junto a su equipo creativo conceptualiza la arquitectura de prendas únicas que se articulan en delicados tejidos artesanales combinados con flecos de seda, apliques y texturas que enriquecen cada diseño.

“Ibraina se llamaba mi abuela, fue una mujer fuerte y visionaria que interpretaba las necesidades de sus clientas y las acompañaba en ese camino. Otra de mis grandes inspiraciones es mi madre, de quien heredé el gusto por la costura; al diseñar homenajeo las vidas de estas dos grandes personas en mi vida. Mi musa es una mujer que puede desempeñar cualquier papel, cualquier trabajo… empresaria, madre, esposa”, comenta Fabio.

Las tejedoras de Ibraina son las protagonistas de esta colección, que conectan y preservan nuestras almas a través de la transmisión intergeneracional del oficio, mientras que el tejido es la segunda piel, razón por que utiliza satén: es suave, sensual y audaz.

Para esta reciente colección, Ibraina incluyó en su equipo de trabajo a tejedoras mexicanas, quienes dan un toque particular a las prendas.

“Trabajamos con un grupo de Macario Gómez y miembros de una comunidad cerca de Koba en la Riviera Maya. Llevamos un proceso de capacitación para lograr un mix entre el tejido local y el tejido que es el ADN de nuestra marca. Elegimos incorporar y armar equipo local para incluir a la marca técnicas nuevas y visiones diferentes de lo que es este trabajo hecho a mano que es el corche”, puntualiza Fabio Toñánez.

Ibraina se reconoce como couture accesible con piezas muy versátiles que se adaptan a dos o tres generaciones, es decir, mujeres de 30, 40 y 50 años que puedan sentirse espléndidas. El envoltorio (pashminas y ponchos) aporta comodidad se adhiere al cuerpo a gusto y completa o define un look.

En 2019 Ibraina llegó a la Riviera Maya, y desde entonces se ha posicionado entre las favoritas de la mujer mexicana.

Los diseños de Fabio Toñánez hoy en día llegan a varios destinos del mundo; sus prendas son elegidas por mujeres diversas, quienes ven en cada una de sus creaciones, la diferencia que plantea la manufactura, lo artesanal, la sustentabilidad y el impacto que producen.

“La tendencia de la nueva colección fue crear una prenda versátil donde la mujer pueda utilizarlo en diferentes eventos, en la ciudad y en la playa. Nuestro objetivo es atraer la mirada de mujeres independiente que están acostumbradas a un estilo de vida sofisticado. Cada prenda de la colección tiene su estrella propia, son piezas únicas que se destacan por el color, por la textura o por el punto de tejido escogido para esa pieza,” explica el argentino.

Ibraina está disponible en línea o en ZAK Ika by Azulik y/o Mary Jane en Tulum, en México; así como en Argentina, Uruguay; en Saks Fifth Avenue en Nueva York, Forte dei Marmi Italia, Qatar y en las próximas semanas abrirá su showroom en la Colonia Roma en la Ciudad de México.