Una visita a Valle de Bravo, un plan perfecto para mamá

Spread the love

Para celebrar el Día de las Madres qué mejor forma que organizar una escapada familiar de un día, y con diversas actividades para todos. Tan sólo basta con tomar un autobus o alistar el automóvil para emprender un viaje de dos horas para llegar a Valle de Bravo, en el Estado de México.

Rodeado por una gran cadena montañosa, el Pueblo Mágico de Valle de Bravo recibirá a tu mamá y a tu familia para compartir sus secretos bajo un impresionante cielo, clima templado y gente cálida que ofrece distintos servicios turísticos.

Si decides emprender esta travesía de “ida y vuelta”, a continuación, te proponemos 5 actividades imperdibles:

Caminata
Lo primero que hay que hacer al llegar es caminar. Este pueblo ofrece distintas postales dignas de Instagram gracias a sus callejones empedrados y casas de adobe, madera y tejas rojizas, con balcones adornados con flores. Si tu mamá tiene interés en el arte, visiten la Casa Gironella, hogar del artista Alberto Gironella, representante de La Ruptura, corriente artístca que surgió en los años 1950. También están como puntos turísticos la Parroquia de San Francisco de Asís, que data del siglo XVI, la Capilla de Santa María que alberga al Cristo Negro, y el Jardín El Pino, donde se encuentra el guardian silencioso del valle, el ahuehuete con 700 años de edad y el más antiguo del país.

Meditación
Si lo que quieres obsequiarle a mamá es un momento para recargarse energía y alegría en una atmósfera de paz, llévala a la Gran Stupa Bön o de la Paz, un centro ceremonial donde monjes del Tibet comparten sus enseñanzas. Es la primera stupa consagrada de México y la más grande de las cinco que existen en el país. Lo interesante de estas construcciones es que representan la mente de Buda, así como sus etapas de iluminación. Este espacio es perfecto para meditar unos minutos antes de continuar el recorrido.

Parapente
Si tu mamá ama la aventura, Valle de Bravo ofrece distintas opciones como el viaje en parapente guiado por pilotos certificados, quienes ofrecen emocionantes vuelos de 25 a 45 minutos para que las personas disfruten de paisajes que quitan el aliento. Esta mágica actividad de altura inicia en El Peñón hasta llegar al hermoso Lago de Valle de Bravo. Existen negocios especializados en este servicio, como Flumen, una reconocida escuela de vuelo.

Comida
Otra parada obligada para disfrutar con mamá de una comida deliciosa en un ambiente al aire libre, es Solar, el paraíso gastronómico que debes visitar para descubrir las propuestas del chef Steve Bell, quien apapacha el corazón de los comensales con platillos que generan emociones.

En Solar puedes disfrutar de un delicioso desayuno o bien, ir por la tarde para probar un tiradito de trucha ahumada, un risotto del huerto o papardelle de short rib ahumado, entre otras opciones, cuya base son los ingredientes orgánicos locales, de temporada y de comercio justo.

Además cuenta con una selección de vinos entre los que encontrarás etiquetas orgánicas que cautivarán el paladar de mamá. Y no olviden probar el maravilloso pan de masa madre, las mermeladas artesanales y las conservas. Como punto a resaltar el 10 de Mayo contarán con un Menú con platillos especiales para consentir a mamá , además de su menú regular:

Entradas

Carpaccio de betabeles de colores con queso de cabra, vinagreta de echalot y balsámico, arúgula, y pistache caramelizado.

Crudo de trucha al curry verde, cacahuates, cilantro, eneldo, aceite de chiles asiático

Principales:

Trout chowder (Sopa cremosa de trucha)

Pollo braseado con hongos cremini y risotto de parmesano

Huachinango pochado en mantequilla con ensalada de hinojos, cítricos, y hierbas

Postres:

Milhojas de chocolate y frambuesas

Pastel de tres leches, coco, pixtle, macadamia, mango fresco

Crema catalana con frambuesas

También te podría gustar...