Profesionales inmobiliarios denuncian acciones monopólicas de plataforma digital que promueve venta de bienes raíces

La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), que agrupa a más de 6 mil socios en todo el país, expresó su inconformidad por el monopolio que pretende establecer una plataforma digital que promueve la venta de bienes raíces e hizo un llamado a las autoridades al sector para que pongan en orden a Grupo Navent.

Grupo Navent está aplicando cuotas a su arbitrio a otras marcas inmobiliarias que usan sus plataformas digitales o están vinculadas para exhibir sus anuncios de renta, compra y venta de inmuebles en México.

En conferencia de prensa, el presidente nacional de AMPI, Ignacio Lacunza Magaña, acompañado de sus vicepresidentes ejecutivo Emilio Rojas, de innovación tecnológica Mario Granillo y de comunicación Maricela Rodríguez Pereyra, denunció que las acciones de Quinto Andar – Navent e Inmuebles 24 están ejerciendo una práctica monopólica, que afecta gravemente el costo de los servicios de los agentes inmobiliarios y perjudica severamente los tiempos de comercializados de propiedades.

Lacunza Magaña dio a conocer la postura oficial de AMPI, con respecto a esta situación que está perjudicando a sus asociados al no permitirles promover los inventarios que les han sido encomendados para su comercialización.

Señaló que la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), dentro de sus múltiples objetivos, se enfoca en promover e impulsar la adopción de tecnología en los procesos de gestión de las oficinas de bienes raíces en todo el país. Nuestra meta es fomentar la creación de un ecosistema proptech que mejore la oferta de servicios de los asesores inmobiliarios hacia sus clientes.

Sin embargo, denunció que recientemente, han sido informados por varios de nuestros asociados sobre un cambio en la decisión de la operación de una de las empresas más importantes del sector, encargada de ofrecer servicios de administración de los inmuebles de nuestros clientes hacia los inmobiliarios.

Esa empresa ha tomado la decisión de NO aceptar las condiciones impuestas por el principal proveedor de servicios de marketing digital. Lamentablemente, esta diferencia comercial entre ambas empresas ha dejado a numerosos asociados y profesionales inmobiliarios en una situación desfavorable, ya que se ven imposibilitados de promover los inventarios que les han sido encomendados para su comercialización.

Consideramos que esta decisión unilateral, impuesta a EASYBROKER, afecta principalmente a los asesores que utilizan sus servicios, sin tomar en cuenta el perjuicio que esta decisión causa a los clientes que contratan dichos servicios. Esta acción resulta perjudicial para nuestro sector y no contribuye a su desarrollo, puntualizó el presidente de AMPI.

Resaltó que, en la actualidad, el desarrollo acelerado de herramientas tecnológicas ofrece diversas alternativas de promoción, como la inteligencia artificial, las redes sociales, las campañas de adwords, entre otras. Las empresas de comercialización en línea (Marketplace) representan, sin duda, una opción relevante; por lo tanto, consideramos que estas acciones son inaceptables y carecen de una postura colaborativa, especialmente si se combinan con la falta de transparencia en los precios y la venta de servicios a discreción.

Pareciera que su objetivo es meramente mercantil, sin considerar a la gran cantidad de sus clientes y establecer reglas que otros proveedores no pueden aceptar y que esto solo tendrá como consecuencia que la comunidad inmobiliaria dejará eventualmente de contratar sus servicios, buscando fortalecer otras alternativas, enfatizó.

Instamos a nuestros asociados y a la comunidad inmobiliaria a reflexionar sobre esta situación y a tomar las decisiones que consideren más apropiadas para sus intereses y los de sus clientes. En AMPI, estamos trabajando para ofrecer próximamente a nuestros asociados una plataforma de comercialización abierta y transparente, que los apoye en la promoción de su inventario ante el público.

Por su parte, el vicepresidente de Innovación Tecnológica, Mario Granillo, manifestó abiertamente su descontento público ante esta situación e hizo un llamado a los involucrados a anteponer los intereses de sus clientes a cualquier diferencia comercial, y a seguir colaborando en el desarrollo del sector inmobiliario en nuestro país.